Archivo

EDMUNDO-ROMARIO, UNOS GOLES CON LÍOS

Por si Romario no cubriese la cuota de talento y controversia que puede soportar un club, Flamengo acaba de contratar a Edmundo, otro superdotado que da de que hablar tanto por su habilidad como por su facilidad para meterse en líos. El presidente de Flamengo Kleber Leite anunció que el club había adquirido en 5 millones de dólares al conflictivo Edmundo, jugador de Palmeiras.

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La compra se produjo poco después de que Edmundo, conocido en Brasil como el Animal , fuera convocado sorpresivamente para la selección nacional que competirá en la Copa Stanley Rous el mes que viene en Inglaterra.

Pocos dudan acerca de su enorme talento con el balón y sus dotes de goleador, que ayudaron a Palmeiras a ganar los dos últimos campeonatos nacionales.

En mi opinión, es el mejor jugador brasileño en actividad , expresó Zico.

El problema de Edmundo es su descontrol. Le grita a los técnicos, empuja a los árbitros y se pelea con periodistas, compañeros y rivales.

El técnico de Brasil Mario Zagalo, quien una vez dejó afuera del equipo a Romario por indisciplinado, dijo que no toleraría desplantes.

Edmundo cumplió hace poco una suspensión de 40 días por pelear con el defensor de Sao Paulo André y Zagalo no lo llamó para un partido con Israel porque dijo que no iba a premiar la indisciplina. Pero no niega el enorme talento del jugador, y el lunes lo convocó.

Siempre dije que sería llamado tarde o temprano. Espero que esto le sirva de lección , afirmó.

Edmundo tiene 24 años y una carrera marcada por los escándalos.

Se inició en Botafogo y fue echado de su equipo juvenil por pasearse desnudo durante los entrenamientos.

Firmó con otro equipo de Río, Vasco da Gama, con el que saltó a la fama y a los 20 años ganó su primer campeonato, el estatal.

En 1992 lo compró Palmeiras, donde brilló en un equipo de estrellas que incluía a Mazinho, Cesar Sampaio, Zinho, Evair, Roberto Carlos y el colombiano Freddy Rincon, y se metió a la hinchada en el bolsillo.

Pero no fue llamado para la selección que fue a la Copa Mundial, en parte por su mala fama. Perdía el control a menudo y golpeaba a sus compañeros durante los entrenamientos. Fue suspendido por pelearse con el técnico por sacarlo durante un partido.

El año pasado protagonizó un sonado incidente al enfrascarse en una riña con un traficante de drogas en una playa de Río. Sus compañeros tuvieron que calmarlo.

En marzo pateó a un cameraman ecuatoriano durante un partido de la Copa Libertadores y casi lo linchan. Pasó varios días en la cárcel.

Se lo ve a menudo en locales nocturnos y una conocida modelo dice que dio a luz un hijo suyo.

No se lleva bien con la prensa.

Yo no les gusto a ellos y ellos no me gustan a mí , dijo en una oportunidad.

Al paso que va, Edmundo amenaza con destronar a Romario como la combinación más explosiva de telento e indisciplina.

Dejando de lado la conducta, no obstante, la reunión de los conflictivos jugadores podría provocar las delicias de la afición ya que ambos constituirán sin duda una impresionante fórmula ofensiva.