Archivo

TRIUNFÓ LA MAGIA DE SHAQ...

Los Magic de Orlando disfrutaron ayer de su victoria por 105-101 sobre los Pacers de Indiana en la serie final de la Conferencia Oriental de la Asociación de Baloncesto de Estados Unidos y se prepararon para el segundo choque, hoy en la noche.

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Mientras tanto los Rockets de Houston, ganadores del primer encuentro de la serie de la Conferencia Occidental, por 94-93 sobre los Spurs de San Antonio, trataban de lograr anoche su segundo triunfo como visitantes.

Los ganadores de las dos series, a un máximo de siete partidos, se enfrentarán luego por el cetro de la NBA.

Shaquille O Neal fue fundamental en la victoria de Orlando sobre Indiana. O Neal anotó 32 puntos y capturó 11 rebotes, mientras el centro de los Pacers, Rik Smits, sólo tuvo 17 tantos y tres rebotes y no pudo reeditar las actuaciones con las que ayudó a eliminar a los Knicks de Nueva York en la serie previa.

En los minutos culminantes del cotejo hubo un duelo de triples con uno encestado por Nick Andersson y dos de Reggie Miller y Smits que dejaron el marcador 103-98.

Cuando parecía que habría un repunte de los Pacers en el último minuto, Derrick McKey perdió una pelota que fue a manos de Arfernee Hardaway y se esfumaron las últimas oportunidades del equipo de Indiana.

Orlando tuvo su mayor ventaja al terminar el tercer cuarto, por 83-74 tras combinar 12 tantos de O Neal y un buen juego de pases rápidos de Hardaway (20 puntos), Horace Grant y Dennis Scott (19). Miller, que tuvo un total de 22 puntos y que fue un constante peligro en la parte inicial del encuentro, fue controlado a medida que avanzaban los minutos.

Los Pacers comenzaron con un gran ímpetu, gracias a la efectiva actuación de Miller, quien marcó 15 puntos en los primeros ocho minutos y se pusieron en ventaja de 23-8, ante la desesperación de los aficionados locales cuando quedaban cuatro minutos del primer cuarto.

Pero entonces los jugadores de Orlando se recuperaron y respondieron con una implacable ofensiva anotando 12 puntos consecutivos, mientras sus rivales, nerviosos, fallaban continuamente y entregaban el balón a sus oponentes.

Al terminar el primer cuarto la ventaja a favor de los Pacers se había reducido a 27-23.

Al comenzar el segundo cuarto los Magic devolvieron la tranquilidad a sus aficionados, cuando Hardaway anotó dos veces para lograr el primer empate, a 27 tantos.