Archivo

LA UNIÓN EUROPEA:

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

advirtió a los monopolios de telecomunicaciones de Alemania y Francia que podría impedir los planes de crear una empresa conjunta por obstaculizar la competencia. Los planes de las telefónicas incluían la compra del 20% de Sprint por unos US$4.000 millones.