Archivo

ASÍ NACIÓ UNA IDEAPARA CONTRIBUIR AL DESARROLLO DEL PAÍS

Corrían los primeros años de la década de 1960 cuando los líderes del Valle del Cauca se sintieron impotentes frente a la aguda y crítica situación social de la región. La economía del departamento se había estancado y una serie de huellas lo afectaban.

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Aunque esta situación era ampliamente sentida en la región, fue un selecto grupo de líderes regionales, en su mayoría jóvenes y de excelentes perspectivas, con el fin de impulsar el desarrollo a nivel local, donde se presentó preocupación por solucionarla y evitar las fuertes repercusiones que de ella se pudiesen desencadenar. Además ellos detectaron la ausencia de capacitación de futuros dirigentes empresariales que desarrollaran la región.

Grupo de los Martes Estos jóvenes, en su mayoría educados en los Estados Unidos y conocidos como el Grupo de los Martes , discutieron sobre los objetivos de sus respectivas empresas, estudiaron a fondo la región analizando sus instituciones y planes de desarrollo.

Analizaron el papel representado por el gobierno, el comercio, la Iglesia, los sindicatos y el sistema educativo. Se propusieron entender la mentalidad de la entonces presente generación de dirigentes, así como sus planes, metas, problemas y puntos de vista para el futuro de la región.

También tuvieron el propósito de contarles a los futuros dirigentes los programas empresariales que ejecutaban y la forma en que los hacían. Entonces vieron la necesidad de adquirir nuevos conocimientos para descubrir tanto las oportunidades como posibilidades, y establecer una metodología que les facilitara el ponerlos en práctica.

Paralelamente, Incolda- Instituto Colombiano de Administración del Valle, dirigido en ese entonces por Reinaldo Scarpetta, no parecía incidir en las políticas comerciales regionales, al parecer, debido a que la capacitación que se ofrecía se enfocaba en la gerencia media.

Es a partir de estas necesidades como Scarpetta, miembro clave del Grupo de los Martes , se dirigió al Instituto Tecnológico de Georgia, E.E.U.U. de donde había egresado, para contar con la asesoría correspondiente a la aplicación de programas de formación de dirigentes aplicados a la región.

Fue así como de esta institución llegó Roderick O Connor, quien contribuyó a conscientizar a los vallecaucanos de la escasa colaboración existente entre las diversas entidades privadas y públicas regionales y nacionales.

Tanto el Grupo como O Connor lograron un grado significativo de colaboración entre los diversos sectores del Valle del Cauca. Ellos seleccionaron un pequeño número de líderes sobresalientes, y los invitaron a unirse a este esfuerzo.

El grupo final tuvo como principal objetivo el desarrollo económico y social del Valle del Cauca mediante los esfuerzos enfocados de todos los sectores, entidades y clases, para el beneficio común. Sin embargo, no existía un programa formal para adelantarlos , ni se habían consagrado recursos financieros.

Magíster Especial Por su lado, el consejo de profesores del Instituto Tecnológico de Georgia, encabezado por O Connor, vio la posibilidad para desarrollar y evaluar una original experiencia educacional en administración, haciendo que dirigentes empresariales fueran a las aulas a adquirir nuevos conocimientos y los aplicaran utilizando sus empresas como laboratorios.

Para hacer realidad este plan, que se inició en 1964 como Magíster Especial con la participación de este grupo de jóvenes dirigentes empresariales, se establecieron las siguientes premisas fundamentales: - El programa debería dirigirse a personal del más alto nivel de la empresa, a ejecutivos de probada competencia poseedores de capacidades para adelantar estudios de posgrado, que estuviesen dispuesto a aplicar los nuevos conocimientos en el progreso de la sociedad, no solo en beneficio propio.

-El programa debería estar basado en una universidad -Los profesores deberían tener una excelente preparación académica, amplia experiencia empresarial y la personalidad necesaria para ser respetados por los ejecutivos.

Soporte académico Ya para entonces, algunos dirigentes de la Universidad del Valle se habían mostrado interesados en colaborar con este esfuerzo. Se trataba principalmente, de Gabriel Velásquez Palau, Decano de Medicina, y posteriormente de Alfonso Arango Londoño, Decano de Estudios (y luego Rector).

Reinaldo Scarpetta trabajaba en la empresa privada, de donde fue prestado para que se desempeñara como Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y diera inicio al Programa Magíster en Administración, adelantado por los líderes empresariales de la región.

Un reto a líderes Abre sus puertas En 1966 se creó el Magíster Regular para profesionales. Fue un programa más académico que el especial inicial y tuvo el propósito de cumplir con los objetivos planteados para el primero y, también, de formar profesionales jóvenes que serían los líderes del futuro.

Los resultados El producto de esta preparación se contempla hoy en día, momento en que Cali es ejemplo de éxito a nivel mundial en desarrollo de programas comunitarios, gracias a que los sectores público, incluyendo la universidad del Valle y privado trabajan de manera mancomunada con las comunidades en el desarrollo de éstas.

Declaraciones Gabriel Velásquez Palau, ex-ministro de Salud, al referirse al aporte recibido del Programa Magíster, expresa: me brindó nuevas herramientas para mi desempeño personal y profesional, que me llevaron a tomar la decisión de dejar la medicina para trabajar con una serie de empresarios y líderes políticos en busca de una nueva Universidad para el Departamento del Valle del Cauca .

Por su parte, Roderick O Connor, expresó: El espíritu de servicio a la humanidad, la creencia en la gente y las generosidad ligada al desarrollo de la comunidad, fueron las bases del programa, que ya existían; nosotros tratamos de expandir el espíritu de liderazgo .