Archivo

ALERTA AVÍCOLA POR TENEBROSO VIRUS

Un temible virus de la enfermedad conocida como New Castle comenzó a atacar la más importante región avícola del país, ubicada entre Silvania, Fusagasugá y Arbeláez (Cundinamarca).

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La situación fue calificada como grave por el director encargado de la división de Sanidad Animal del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Alfonso Danilo Parra Flórez.

El funcionario expresó su preocupación por la presencia de lo que denominó un virus peligroso , que extermina en poco tiempo gallinas, pollos y pollitos.

Incluso los gallos de pelea no se salvan del ataque del virus, catalogado por los especialistas como Velogénico vicetrópico , por la velocidad con que extermina un ave. El virus se concentra en las vísceras y mata al animal entre tres y cinco días.

La delicada situación será analizada hoy por la junta directiva de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi).

El presidente de Fenavi, Gregorio Rudas, ofreció su colaboración sin ninguna reticencia con las autoridades sanitarias .

Rudas dijo que se ha instruido a los avicultores para que adopten las medidas de prevención del caso.

Propagación Hace por lo menos 25 años que no se presentaba en el país ese virus letal. En 1985, en la misma zona, se presentó la New Castle pero generada por un virus más benigno.

El nombre de New Castle proviene de una localidad de Inglaterra, donde se presentó el virus por primera vez, en 1926.

Parra Flórez dijo que el descuido en el manejo de los planteles avícolas pudo haber generado las condiciones para la propagación del virus.

El funcionario señaló que no se tiene cuidado al manipular los desechos de los galpones, algunos de los cuales se comercializan con destino a las marraneras.

Parra dijo que algunas veces los veterinarios que ubican lotes con la enfermedad no le avisan al ICA.

Esa concentración avícola afectada abastece el 52 por ciento de la demanda de pollos de en Bogotá.

Las pérdidas para los avicultores pueden ser grandes porque el virus ataca las aves ponedoras y los pollitos de engorde destinados a los asaderos.

Parra alertó sobre la posibilidad de expansión del virus a otras zonas avícolas porque hacia ellas se ha comercializado pollo en pie.

Estas zonas son: Yopal (Casanare), Sogamoso y Chiquinquirá (Boyacá), Villavicencio (Meta) y Choachí (Cundinamarca).

El funcionario del ICA dijo que se dialogará con los avicultores el tipo de cuarentena para combatir el virus.

Explicó que puede ser una cuarentena corta, entre 30 y 60 días, que significaría control a la movilización de aves y desinfección de los galpones entre tres y siete días.

La cuarentena larga implica severas medidas entre 90 y 120 días, sin permitir la movilización de aves, lo cual podría implicar pérdidas para los avicultores de alrededor de 17.000 millones de pesos, calculó Parra.

Síntomas del Velogénico Los pollos, pollitos, gallinas y gallos quedan con el cuello torcido y mirando al cielo.

Así mueren estas aves devastadas por el virus Velogénico Vicetrópico , que en el caso de Fusagasugá y Silvania las autoridades sanitarias no se explican cómo cogió vuelo.

El virus no ataca a los humanos, explicó el ICA, porque los pollos para asadero mueren pequeños. La mortalidad es del 90 por ciento.

En caso de que alguno sobreviva, como un caso extremo, y si es asado, o cocinado de cualquier manera, el fuego y el calor matan el virus.

Los síntomas de este virus de New Castle son: las aves se vuelven nerviosas, caminan descoordinadas, las patas se paralizan, las alas se caen, les da diarrea de color verde, estornudan (la New Castle también se conoce como Pseudopeste aviaria ), y, finalmente, se les tuerce el cuello.

Según el ICA, en el mercado existe una buena oferta de vacunas contra esa enfermedad.

Los otros dos virus, menos letales, son: Lentogénico (de lento) y el Mesogénico . Este ha sido el más común en el país.

La avicultura es la actividad pecuaria más dinámica del país. El aumento de consumo de pollo ha sido espectacular en Colombia, superando al de carne roja.