Archivo

BACHILLERES SE TOMARON LA CARACAS...PARA LIMPIAR

Ayer a las 8:30 de la mañana, 96 auxiliares de Policía Bachilleres se tomaron el separador de la Avenida Caracas. Llegaron a esta vía con machetes, tijeras, palas, podadoras y escobas y empezaron su labor de limpieza en la calle 26.

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Allí despertaron a unos veinte indigentes que tienen por cama el pasto del lugar y que llevaba varios meses sin ser podado. Poco a poco se fueron encontrando con curiosos objetos y ratas que habitan en medio de los árboles y la basura del separador.

El objetivo de este grupo es mejorar la cara de la avenida Caracas y para hacerlo van a podar el prado y sacar los escombros y la basura desde la calle 26 hasta la calle 63. Después van a sembrar 800 árboles que fueron donados por el papá de uno de los auxiliares y también van a crear pequeños jardines.

Este trabajo que ha estado coordinado por el teniente Raúl Alberto Rodríguez de la Estación XIII durará aproximadamente un mes.

Botines de robos En la labor de limpieza que los auxiliares realizaron ayer descubrieron varias cosas. En los bordes de cemento donde están ubicadas las barandas, que pretenden impedir el paso de los peatones, encontraron armas blancas que habían sido enterradas discretamente en la tierra. A su lado hallaron billeteras y botines de robos que seguramente iban a ser recuperados mas tarde.

En solo dos cuadras encontraron ocho armas blancas. También había cobijas y sacos los cuales, según ellos, probablemente son de los indigentes que habitan el lugar en las noches.

Por otra parte, encontraron toda variedad de basura. Había latas de cerveza, vasos de yoghurt, empaques de comida, vidrios y carteles de papel despedazados, entre otras cosas.

La basura la guardaron en las bolsas de plástico que les donaron los vecinos y después se la llevaron en una volqueta que les prestó el Distrito.

Sin sembrar Según Rodríguez, una de las cosas lamentables que encontraron en el separador fue un grupo de unos cien árboles que jamás fueron sembrados y que permanecían en los bordes del separador, resecos y aún dentro de las bolsas plásticas negras en las que llegaron.

Lo triste de estos árboles es que los dejaron por ahí y la mayoría se murieron. Los que están vivos debieron ser trasladados porque en lugar de sembrarlos en la mitad del separador como es lo lógico, los dejaron a los lados y están torcidos , dijo Rodríguez.

Para realizar este trabajo y poder recoger toda la basura, los auxiliares, que van a trabajar todos los días en este sector desde las 7:30 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde, han restringido transitoriamente el paso de los buses en un carril por la cuadra por la que van pasando. Por ello piden la colaboración y el respeto de los conductores.

Lo que estamos haciendo es por amor a nuestra ciudad, por eso pedimos que no nos echen los buses encima, como ya ocurrió hoy , dijo uno de los auxiliares.