Archivo

ASÍ ANDAN LAS COSAS

Lo mejor de Colombia es que una sola noticia es capaz de dejarlo todo patas arriba .

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Ayer, el anuncio del nombramiento de Humberto de la Calle en la Embajada de España le dio tema de conversación al país por unos cuantos días.

Sólo se dejará de hablar de esto cuando surja una noticia de calibre similar, capaz de opacarla: la entrega de los Rodríguez, el retiro forzoso del fiscal Valdivieso, la resurrección de Pablo Escobar o el nombramiento de Carlos Lleras de la Fuente como nuevo Secretario de Tránsito y Transportes del Distrito Capital.

Y lo mejor de estas noticias es que alteran los gustos, las vocaciones, las votaciones, la hora de los cocteles y, por supuesto, los listados de in y out , que se han puesto tan de moda en el país, que ya están, lo reconozco, a la cabeza de lo out .

Aún así, vale la pena ver cómo están quedando las cosas a partir de la noticia que ayer protagonizó el vicepresidente de Colombia... por cierto, y si mal no recuerdo, la única que le ha merecido titulares de primera.

In, la Embajada de España. Out, la Vicepresidencia.

In, María Emma Mejía. Out, Humberto de la Calle.

In, María Emma Mejía. Out, Noemí Sanín.

In, el Ministerio de Educación. Out, Arturo Sarabia.

In, el diálogo. Out, la rendición del Gobierno.

In, la Constitución de 1886. Out, la Constitución de 1996.

In, los Gómez. Out, los Pastrana.

In, Ruddy Hommes... tan in, que está out.

In, Néstor Humberto Martínez. Out, la justicia colombiana.

In, Quac. Out, Jaime Garzón.

In, los retiros espirituales del liberalismo. Out, la crisis del liberalismo.

In, Varta y Eveready. Out, Jorge Eduardo Cock.

In, Paula Andrea y Carolina. Out, Tatiana.

In, Leona. Out, la guerra de las polas.

In, Fujimori. Out, Alan García.

In, el Grupo de Rio. Out, la OEA.

In, las vacaciones. Out, Fecode.

In, Antanas Mockus. Out, la sobretasa a la gasolina.

In, el metro. Out, los cincuenta centímetros de Medellín y los pocos milímetros de Bogotá.

In, los despechados. Out, el Festival del despecho.

Lo cierto es que el verdadero listado de in y out quedará definido con el cada vez más cercano remezón ministerial.