Archivo

ELN VE LEJANOS LOS DIÁLOGOS

Ayer se conoció la respuesta oficial del autodenominado Ejército de Liberación Nacional (Eln) a la propuesta de paz formulada por el presidente Samper hace una semana.

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En un comunicado revelado a través de un radioteléfono por el máximo dirigente de dicha agrupación guerrillera, Manuel Pérez, el Eln afirma que la iniciativa gubernamental aleja la posibilidad del inicio de los diálogos e incrementa significativamente la guerra .

Según el cura Pérez, este hecho radica en que los militares se han convertido en un poder autónomo y en que los grupos paramilitares han aumentado considerablemente en todo el país.

El Alto Comisionado para la Paz dijo que mañana la Casa de Nariño expedirá un comunicado al respecto, pero anticipó las siguientes declaraciones: En relación con la entrevista, no conozco el texto completo, voy a estudiarlo. Y en relación con el comunicado del Eln, me parece importante que se reitere el compromiso de buscarle una solución política al conflicto y que se reitere que esa búsqueda se inicie con el convenio de la humanización de la guerra, tal como lo propuso el presidente Samper .

El cura Pérez criticó el hecho de que el Gobierno, luego de reconocer a Francisco Galán y a Felipe Torres como voceros de su organización, después dijo que no eran negociadores para el Gobierno .

Nos preguntamos: Manda el Presidente o manda el Fiscal? El Presidente tiene voluntad para dialogar, tiene poder para hacerlo? Pero el cura Pérez fue más allá. Dijo que a Galán se le debe reconocer como un prisionero de guerra y que el Gobierno debe ver la posibilidad de que él (Galán) asista al lugar designado para las conversaciones con el fin de que participe en las mismas bajo las condiciones de un prisionero de guerra, pero con todas las garantías para que regrese a la cárcel .

El comunicado, que consta de seis puntos, también señala que existe gran desconfianza hacia el Ejecutivo porque aún no se esclarece ni se ha señalado a los autores de la muerte de Edgar Amílkar Grimaldo, enviado por la cúpula subversiva para adelantar contactos con la oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Manuel Pérez también se refirió a la propuesta del presidente Samper de dar un cupo a representantes de la guerrilla en la comisión que estudia la reforma al sistema político o en el Congreso.

Nosotros no estamos aquí por puestos ni corbatas... no queremos cupos en organismos decrépitos y corruptos; no existe en este momento interés para asistir a ese tipo de comisiones , expresó el cura.

El jefe subversivo se mostró partidario de que los primeros contactos entre guerrilla y Ejército, si se llegan a dar, se hagan de manera conjunta con las Farc.

Para nosotros eso no es dificultad. Ojalá se pudiera hacer con toda la Coordinadora, pero eso es un problema del Gobierno que debe desmilitarizar a Uribe , señaló.

A la pregunta de si a esos contactos iniciales asistirían los principales miembros de la subversión, Pérez dijo que inicialmente habría voceros encargados de estudiar la metodología, el temario, y las condiciones que se estudiarán para dar inicio al proceso. Ojalá algún día asistamos personalmente los jefes de las organizaciones y ojalá algún día pueda asistir también el presidente Samper , expresó.

A la conveniencia de realizar las negociaciones propiamente dichas en Colombia o en exterior, Manuel Pérez dijo que lo ideal sería que se adelantaran dentro del país, porque los partícipes de este conflicto somos todos los colombianos .

Con respecto al acatamiento de las normas del Derecho Internacional Humanitario y los actos de este grupo relacionados con las minas quiebrapatas y los secuestros, el cura Pérez dijo que era necesario estudiar en qué consisten las normas de acuerdo en relación con el conflicto interno que vive Colombia.

Las minas quiebrapatas son para proteger nuestros campamentos y el Ejército tiene miles, millones de minas para proteger sus cuarteles , señaló.

Las minas que nosotros ponemos son contra el Ejército y no contra la población civil ni para cuidar los cultivos de coca, como se ha pretendido hacer ver .

Dijo, frente a las normas humanitarias, que es necesario hacer un convenio entre todas las partes involucradas.

El cura Pérez manifestó que la muestra de voluntad que el Eln da al país para alcanzar la paz es su respeto a las seis recomendaciones que hace Amnistía Internacional para la humanización del conflicto. Entre otras, la prohibición de homicidios deliberados y arbitrarios, el retiro de las minas que deliberadamente ataquen a civiles, y la investigación de cualquier abuso que cometan nuestros hombres .

Estas recomendaciones las hemos estado cumpliendo , añadió.

Finalmente, el jefe del comando central del Eln reiteró el compromiso que asiste a la Coordinadora Guerrillera para encontrar soluciones al conflicto armado y al inicio de los diálogos sobre la base de un convenio de la humanización de la guerra.