Archivo

AFECCIONES RESPIRATORIAS ATACAN A 15 MIL NIÑOS

Los casos de infecciones respiratorias en la población infantil en Bogotá ascienden a 15 mil.

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La Secretaría Distrital de Salud informó que aunque esta es una cifra alta, no es alarmante, porque atravesamos por una época del año especialmente favorable para este tipo de enfermedades , dijo Jaime Avendaño, jefe de la división de Epidemiología.

Lo cierto de esta situación es que en este momento las centrales de urgencias de algunos hospitales tienen tal congestión que su personal no da abasto.

La Secretaría de Salud recomienda a los padres valorar la sintomatología de sus niños antes de ir a un hospital.

Jessica Heredia tiene solo 12 días de nacida y gran parte de su corta vida la ha gastado tosiendo, trasbocando y con congestión para respirar. Ella, al igual que otros 45 bebés, está hacinada en la Clínica del Niño porque padece de bronconeumonía.

En esta Clínica sólo hay seis camas en la sección de Urgencias para atender a estos niños y por eso Jessica debe compartir un pequeño cuarto y el tanque de oxígeno con otros cinco bebés.

Su madre, con los ojos rojos de trasnochar, le acerca el tubo con oxígeno a la pequeña, mientras cuenta con preocupación que aunque su niña se estaba recuperando tuvo una recaída en la noche y se puso morada por la dificultad para respirar.

Esta misma historia se repite a lo largo de los pasillos de Urgencias de la Clínica, en donde han sido instaladas las camillas para los niños, porque no hay espacio para todos los bebés enfermos.

Pero no sólo allí hace falta espacio. En los demás hospitales de la ciudad también está lleno el cupo para estos niños.

Ayer, Fanny Montealegre se levantó a las 6 de la mañana para que le atendieran a su hijo de cinco meses porque la noche anterior había tenido tos, fiebre y diarrea. Según ella fue al Hospital de Tunjuelito y de allí la remitieron a la Misericordia, en donde esperó tres horas y no la pudieron atender.

Finalmente la enviaron a la Clínica del Niño, donde a pesar de la falta de espacio lo examinaron.

Debido a la falta de camas y de enfermeras para atenderlos a todos a la vez, los niños son acompañados por sus madres durante día y noche. Ellas se sientan en sillas a su lado y algunas veces, vencidas por el cansancio, terminan dormidas, con la cabeza puesta en una esquina de la camilla.

Por esta razón, según una de las enfermeras, algunas veces los niños se resbalan de las camillas.

Ayer, Gloria Giraldo llevó a su hija a que la examinaran. Según ella, salió momentáneamente del consultorio y dejó a la pequeña con su hermana mayor y con las enfermeras. Cuando regresó la bebé se había caído de la camilla.

Una de las jefes de Urgencias asegura que la hermanita que la estaba cuidando se descuidó y por eso la niña se resbaló, además explica que debido a las incomodidades por las que pasan es frecuente que esto le ocurra a las familias.

Qué pasa Según el jefe de epidemiología de la Secretaría Distrital de Salud (SDS), dijo que si bien es cierto que el año pasado se presentaron 67 mil caos de infecciones respiratorias y que este año ya van 15 mil, la situación no es tan complicada, es simplemente que estamos pasando por una época tradicionalmente lluviosa, en la que el clima es propio para las infecciones respiratorias , dijo Avendaño.

Las congestiones en las salas de urgencias se han presentado porque los padres acuden sin saber la gravedad real de la enfermedad de su hijo. Por eso la SDS les recomienda primero evaluar los síntomas y luego si acudir a los centros de salud o a un lugar en donde haya un médico, él los examinará y los recetará adecuadamente. Esto puede evitar un viaje al hospital y una disminución en las congestiones , dijo Avendaño.

La Secretaría de Salud hace un llamado a los padres para que tomen las medidas para evitar el contagio y en caso de que ya tengan el virus los cuiden para que no se les complique.

En caso de infección respiratoria..

Si su niño presenta tos, estornudo frecuente o altas temperaturas, seguramente tiene le virus de la gripa.

En este caso la Secretaría Distrital de Salud (SDS) le recomienda no suspender la alimentación del niño; hacer que tome mucho líquido, continuar con la lactancia en caso de que aún la tenga; limpiarle la nariz y mantenérsela destapada.

Puede suavizar la tos con gelatina líquida o miel de abejas con limón y mantenerlo abrigado.

Ademas, la SDS indicó que estos son los síntomas de peligro que indican la necesidad de llevar al niño al centro de salud más cercano a su casa: Respiración más rápida de lo común; hundimiento del pecho o del estómago al respirar; adormecimiento y dificultad para respirar; presencia de convulsiones (sacudidas del cuerpo involuntarias); incapacidad para comer y/o beber y si está muy caliente o muy frío.

La Secretaria de Salud tiene los siguientes números telefónicos para que llame en caso de emergencia: 2128337 o 3101111 extensiones 2613, 2614 y 2615.

El director del hospital Materno Infantil, Roberto Carrascal, explicó que la infección respiratoria se presenta más en los niños, porque solo hasta los seis años se termina su maduración inmunológica.

Por ello mientras que a un adulto le dura la gripa una semana, a un niño le puede durar más de dos semanas