Archivo

EL EBOLA, UN ASESINO IMPLACABLE

Es un virus letal, despiadado, que en menos de dos semanas desgarra al organismo humano causando una hemorragia interna, provocando una muerte rápida y dolorosa. De cada 10 infectados, nueve están destinados a morir. Estamos presenciando un duelo a muerte entre la ciencia y un microorganismo indomable para el que hasta al momento no se conoce cura ni tratamiento alguno .(VER RECUADRO RADIOGRAFIA DEL VIRUS)(VER RECUADRO BROTES EN AFRICA)

21 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Estas son las palabras que utilizó el principal virólogo de Zaire, el profesor Jean-Jacques Muyembe para describir el virus Ebola que hasta el momento ha causado 97 muertes y más de 128 contagios en la ciudad de Kikwit (Zaire).

El Ebola, cuyo nombre se deriva de un río ubicado al norte de ese país centroafricano, se manifiesta inmediatamente y de forma brutal en el infectado mediante debilidad, fiebre, dolores musculares, dolores de cabeza y de garganta, seguidos de vómitos, diarrea, crisis renal y hepática, para concluir con hemorragias internas y externas.

Según el director del Hospital General de Kikwit, Mungala Kipasa, el virus ha entrado ya en la tercera fase, la más crítica, la que más muertes va a producir entre la población de la aldea de Kikwit, lugar donde la epidemia se ha propagado y donde ha cobrado todas sus víctimas.

La primera etapa es la de la aparición del virus, que se detecta con la muerte de su primera víctima; en la segunda, son los trabajadores sanitarios y los familiares de los enfermos los que se contagian; y la tercera fase es cuando comienza a expandirse por la población en general.

Más letal que el sida Para tener una idea de la peligrosidad del Ebola, vale la pena anotar que en el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) con sede en Atlanta, Estados Unidos, donde cada virus está catalogado de acuerdo a su capacidad de dañar el organismo humano, el Ebola es estudiado en el piso con mayores niveles de seguridad sanitaria de todo el edificio.

Para ingresar a este nivel, el P-4, los investigadores deben vestir trajes presurizados para evitar cualquier contacto con las muestras, llevan suministro autónomo de oxígeno para no respirar el aire de las salas herméticas y tienen que someterse a estrictos procesos de desinfección antes de salir del laboratorio, cerrado con una doble compuerta.

El temido virus que causa el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) es manipulado comúnmente en el nivel P-2 y cuando se maneja en concentraciones altas en el nivel P-3. Nunca en el P-4.

Pese a que el contagio del Sida y del virus Ebola Zaire es muy parecido -a través de contacto primario de persona a persona que se efectúa mediante cualquier contacto con la sangre o fluidos corporales- el período de incubación del primero puede tomar de cinco a 10 años en promedio, mientras que en segundo caso éste se propaga por el organismo en un plazo máximo de tres semanas.

Virus aéreo? Hasta el momento se ha podido determinar que el contagio del Ebola Zaire es de transmisión primaria y se efectúa por contacto con la sangre (heridas y transfusiones), relaciones sexuales, o ingestión de líquidos, fluidos o sustancias contaminadas.

Toda persona que haya tenido contacto físico estrecho con uno de los enfermos corre un riesgo del 90 por ciento de probabilidades de estar infectado y debe ser puesto bajo vigilancia rigurosa , según ha manifestado la Organización Mundial para la Salud en su último comunicado.

Otros expertos también han expuesto la posibilidad de que el Ebola Zaire se pueda propagar o pueda contagiarse por vía aérea. No obstante, esta versión no ha podido comprobarse. Pero en caso de que fuera posible bastaría con respirar aire infectado para contraer el virus.

Sin embargo, según el experto Ralph Henderson, director general auxiliar de la OMS en Ginebra, esta teoría es muy improbable ya que de ser esto cierto la propagación del virus sería incontenible y los contagiados serían más de los ya reportados.

Lo que sí se ha constatado es que el virus puede permanecer 24 horas vivo en el ambiente sin tener contacto directo con su víctima.

Hilando datos Dado a que el primer caso reportado de un virus de estas características ocurrió recientemente es poco lo que se conoce sobre origen y causa del Ebola. Una de las versiones sobre el origen del Ebola, más difundidas la expuso en el año 79 un grupo de investigadores africanos.

El virus, con características similares pero con distintos grados de mortandad, apareció por primera vez en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo, luego se manifestó en Sudán y en Zaire en 1976, y finalmente se reportó en 1989 en la estadounidense ciudad de Reston. (ver recuadro en la página 11A) Coincidencialmente todas las aldeas africanas donde se detectó el virus por primera vez, son lugares próximos a selvas húmedas tropicales. En el caso de Marburgo y Reston, los portadores eran monos salvajes también provenientes de selvas húmedas tropicales.

Estos datos podrían indicar, según los expertos de Zaire, que el virus se desarrolla primordialmente en este tipo de ecosistema cerrado.

En cuanto a la causa no queda claro para los especialistas mediante qué o quién (planta, fruta, organismo, etc) el ser humano o los primates se contagiaron del virus en su primera aparición.

Puede llegar a Colombia? La reaparición de la epidemia en Zaire ha causado alarma internacional.

Los países de todo el planeta se movilizan para luchar contra el virus, con medidas que van desde el refuerzo de los controles sanitarios en los puertos y aeropuertos hasta la prohibición de importar monos. Un sólo infectado podría provocar en otro país una epidemia similar a la que se vive en Zaire.

En varios centros internacionales especializados en virología, se investiga su causa y se buscan posibles vacunas y tratamientos. Pero lo cierto es que en este momento no hay nada para detenerlo.

En Colombia, el Ministerio de Salud envió una recomendación a la Aeronáutica Civil y a todas las aerolíneas nacionales sobre las precauciones que se debe tener con pasajeros que lleguen del Zaire.

Entretanto, los médicos especialistas en el tema debaten sobre las consecuencias que tendría el Ebola en el país.

Está Colombia preparada para controlar una epidemia de estos alcances? El doctor Santiago Ferro, del Departamento de Infectología de la Clínica Shaio, señala que es muy difícil que un infectado del virus llegue a Colombia y propague una epidemia.

Ferro, no obstante, afirma que de llegar a presentarse el caso, el país no está preparado para asumir una epidemia de esa magnitud debido a las deficiencias en el sistema sanitario.

No hay conciencia, ni elementos, ni existe la práctica necesaria en Colombia para realizar el tipo de aislamiento al cual debe ser sometida una víctima , sentenció Ferro.

Sin embargo, el Ministro de Salud Alonso Gómez Duque, declaró que ante la muy lejana posibilidad de que el virus ingrese al país, el sistema de salud tiene una capacidad inmediata de reacción para su control y manejo.

Es de esperar que así sea, porque si bien el Ebola aparece hoy como un mal remoto, al igual que el Sida, podría dejar de serlo.