Archivo

TENSIÓN EN CHILE POR CASO LETELIER

Sobre los cinco ministros de la Cuarta Sala de la Corte Suprema de Justicia de Chile descansa en estos momentos una decisión cuyas réplicas se temen profundas, prolongadas y abundantes. Aunque el fallo que emitan sea de índole judicial, las consecuencias irremediablemente se dispersarán en todos los sectores de la sociedad, incluyendo los militares, y difícilmente dejarán a alguien indiferente.

21 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En breve, esos magistrados deberán pronunciarse de manera definitiva sobre la condena que en noviembre de 1993 declaró al general (r) Manuel Contreras, ex jefe de la disuelta Dirección Nacional de Inteligencia (Dina, la policía secreta que libró la guerra sucia contra la subversión izquierdista durante los primeros años del régimen de Pinochet), y al brigadier Pedro Espinoza (ex jefe de operaciones de la Dina), como autores intelectuales del asesinato de Orlando Letelier del Solar, socialista, ex canciller del gobierno de la Unidad Popular, víctima de un atentado con explosivos el 21 de septiembre de 1976 en Washington. Letelier, desde su exilio, era un activo opositor al gobierno de Pinochet. En el atentado también murió su secretaria estadounidense, Ronnie Moffit.

Contreras y Espinoza fueron condenados a siete y seis años de cárcel, respectivamente. La Corte revisa esa pena la familia Letelier pidió ampliarla a cadena perpetua y la defensa pidió disminución y si ahora decide reducirla, los dos condenados pueden pagar con libertad vigilada. Ahí está la clave. Obligarlos a firmar un libro de reos, con lo que eluden la prisión y se cumple la repetida promesa de Contreras: No iré a la cárcel , equivaldría para muchos a la impunidad, precisamente en el caso más simbólico de las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura en Chile.

Por eso la trascendencia del fallo que viene. Por eso en la última semana todo en Chile ha girado en torno del caso Letelier y con el paso de los días crecen la tensión, las declaraciones desde uno y otro flanco y las acusaciones sobre presiones al Poder Judicial.

Señales militares El general Augusto Pinochet, comandante en jefe del Ejército, admitió inquietud en sus filas, y después guardó silencio ante la pregunta van a acatar el fallo ? Luego, en otro encuentro con periodistas, Pinochet, se quejó de presiones por parte de sectores políticos hacia la justicia.

El subjefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, general Hugo Jaque, emitió otro mensajes Un hombre que está en retiro no está fuera de la institución , dijo en obvio apoyo a Contreras.

La cosa subió de tono el viernes, cuando el comandante del ejército, Guillermo Garín, no descartó que ocurran movimientos militares en caso de un fallo desfavorable a los dos procesados.

Chile necesita justicia La Concertación, coalición oficialista, no habla de presiones pero la semana pasada lanzó una campaña bajo el sugestivo título de Chile necesita justicia .

Rodeados de carteles que pedían Cárcel para Contreras y Espinoza , con música y velas encendidas Juan Pablo Letelier, diputado socialista, hijo del asesinado ex ministro, y Fabiola Letelier, su tía y abogada en el caso, cantaron junto a centenares de chilenos y dirigentes de todos los partidos de la coalición el Himno de la Alegría.

El presidente del Partido por la Democracia (PPD), Jorge Schaulson, admitió que se trata de presiones, pero legales porque se está ejerciendo un derecho.

Pero en este bando el asunto también se subió de tono. ya que algunos miembros de la Concertación anunciaron que elevarían una acusación constitucional contra los magistrados en caso de que Contreras y Espinoza no vayan a la cárcel.

La derecha lo consideró una provocación y al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Marcos Aburto, una amenaza.

En medio de este pesado clima de expectación, el Gobierno trata de calmar los ánimos reiterando que se trata de una decisión de otro poder del Estado a la cual, por el bien de la democracia, habrá que atenerse.