Archivo

LA AGONÍA DE SENDERO LUMINOSO

Después de casi una década de aterrar a los peruanos con perros muertos colgados en los postes, matanzas de campesinos, paros armados y bombas en las principales ciudades Sendero Luminoso celebró esta semana su quinceavo aniversario en medio de la agonía.

21 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El 17 de mayo de 1980, vísperas de las elecciones presidenciales, el grupo Sendero Luminoso quemó las urnas y material electoral en el lejano pueblo de Chuschi, provincia de Ayacucho, para dar inicio a la lucha armada en la búsqueda por el poder con un programa maoísta adaptado a América Latina.

Tuvo fuerza. Eso no se puede negar, pero desde que su máximo líder, jefe ideológico y jefe militar, Abimael Guzmán, fue Después de casi una década de aterrar a los peruanos con perros muertos colgados en los postes, matanzas de campesinos, paros armados y bombas en las principales ciudades Sendero Luminoso celebró esta semana su quinceavo aniversario en medio de la agonía.

capturado el 12 septiembre de 1992 y condenado a cadena perpetua en la Base Naval del Callao, Sendero Luminoso fue gravemente herido y se mantiene en una profunda agonía.

En concepto del senderólogo Raúl González, este grupo actúa hoy un poco sin brújula y da la impresión de que no habiendo superado sus problemas sustantivos se ha resignado a ser un grupo terrorista puro y simple que no aspira al poder, sino a una cierta presencia política a través de su capacidad de acción violenta. Su presencia es esporádica con cuatro o cinco atentados contundentes pero nada más.

Cómo derrotó el Perú el terrorismo de Sendero Luminoso? El gobierno de Fernando Belaunde Terry conformó el grupo de los Sinchis que era un cuerpo élite antiguerrillero de la policía entrenado en Centroamérica que entró a matar. Para Carlos Tapia, otro experto en el fenómeno Sendero Luminoso, esto fue un error.

Según Tapia, las fuerzas armadas ingresaron a la lucha en diciembre de 1982 creyendo que estaban peleando contra un movimiento guerrillero tradicional. Ingresaron en cinco provincias de Ayacucho entre enero de 1983 y octubre de 1984 en donde el senderismo tenía presencia y mataron a seis mil personas. La mayoría era campesinos inocentes, profesores e intelectuales y eso permitió que se expandiera el senderismo por todo el país .

No obstante, la derrota de Sendero se produjo en realidad en 1990 cuando perdió el campo. El campesinado se inserrucciona contra el despotismo del senderismo y el gobierno le acepta sus propias organizaciones autodefensas -las rondas campesinas- y les entrega 20 mil escopetas.

Es entonces cuando aparece el terrorismo urbano, con un Sendero Luminoso duramente golpeado en el campo, un terrorismo que se vivió en Lima con las bombas de Tarata, que dejó 26 muertos y cientos de heridos, y del canal 2 de televisión, con tres muertos y una serie de acciones que aterrorizaron a la población urbana.

Era una reacción al duro golpe sufrido, pero lo interesante es que de ella surge la segunda etapa clave en la lucha contra Sendero.

El paciente trabajo de inteligencia que hizo la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote), logró en 1992 golpear el punto más sensible de una guerrilla urbana: su dirigencia. Abimael Guzmán y los principales miembros de su corte , fueron detenidos. Se necesitaron muchas horas de trabajo para dar ese golpe.

Desde entonces, dos años, ocho meses y ocho días, en concepto de González, Sendero Luminoso no ha podido resolver cinco problemas: en primer lugar, dirección. Ha intentado reemplazar a los dirigentes caídos de su comité central, ha formado un comité de emergencia y ahora un colegiado y sin embargo no ha podido dotarse de una nueva conducción porque esas nuevas personas no tienen preparación ideológica, ni política, ni militar como tampoco de diseño estratégico.

En segundo lugar, no ha logrado evitar el desbande, muy estimulado por la ley de arrepentimiento decretada por el gobierno; y tercero, ha perdido el campo pues los campesinos están dispuestos a enfrentarlos.

El cuarto problema es de tipo financiero. Sendero ya no puede cobrar cupos porque las personas le han perdido el miedo a la organización y la zona del Huallaga -máxima productora de coca- está controlada militarmente por el ejército. Y quinto, tiene graves dificultades para reponer a los cuadros caídos porque no tiene nada que ofrecer, antes tenía una imagen ganadora ahora tiene una imagen perdedora.

Actualmente se habla de Sendero rojo y Sendero negro, pero son términos que maneja la policía para diferenciar a los que están con Abimael Guzmán quien en septiembre de 1993 propuso desde su sitio de reclusión una diálogo para acordar la paz con el gobierno y a los que están en contra de Guzmán y quieren mantener su lucha armada.

En toda agrupación maoísta siempre ha habido la lucha de dos posiciones distintas y siempre se hablaba de la línea roja - la posición correcta - y la línea negra , dice González. Lo único cierto es que en Sendero Luminoso no existe una base de unidad partidaria y hay una lucha interna fuerte .

Aunque González no se atreve a hablar de cifras, Tapia señala que si en 1990 Sendero Luminoso podría tener unos 6.000 militantes hoy esa militancia no llega a los 700 y el pueblo peruano les perdió el miedo.

La experiencia con Sendero fue tan traumática que ningún peruano quiere que se repita, pero no se puede vaticinar cuánto tiempo más se prolongará su agonía ni cuánto daño más podrá causar antes de que muera definitivamente.

Cuestión de inteligencia Nosotros lo que hicimos fue potencializar la inteligencia para conocer la organización senderista y luego derrotarla , dijo a EL TIEMPO el Comandante de Relaciones Públicas de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (Dincote), Hugo Sayers.

Por qué duró tantos años el terrorismo? Porque en sucesivos gobiernos no se tomó la decisión política. Este gobierno la tomó. Además, la policía rompió el esquema tradicional de inteligencia e implantó la inteligencia operativa. Es decir que el mismo personal que hace inteligencia hace la operación. Tradicionalmente en todos los países del mundo un grupo hace inteligencia y otro grupo opera. Nosotros no y por eso obtuvimos resultados importantes .

Según Sayers Sendero ha descendido notablemente en todos sus aspectos porque no tienen dirección, no hay quien piense, quien planifique . No obstante, advierte que el movimiento se puede reactivar en la medida en que las condiciones que originaron la subversión se mantengan. Hemos triunfado pero si se descuidan las variables económica y social podría estar latente esta amenaza .

El militar explica que los últimos reductos de Sendero se esconden en el Alto Huallaga por las condiciones geográficas de esa región. En las zonas urbanas ya no aparece porque la gente quiere la paz y cuando los detectan inmediatamente los denuncian .

Añade que el Huallaga es importante para los senderistas por la presencia del narcotráfico, actualmente su principal fuente de financiamiento y su única posibilidad de subsistir.

Sendero Luminoso ha realizado durante los últimos tres meses un total de trece atentados terroristas con un saldo de 38 personas muertas (campesinos y civiles), 35 senderistas muertos y 20 militares muertos.