Archivo

DE ELVIS A LOS SIMPSONS: COSAS DE ADOLESCENTES

Aunque existía esa edad extraña, en la que se llena la cara de acné y la cabeza de telarañas, aún no se le había puesto nombre. Era sencillo llamar niños a cierto tipo de personas (por su altura o la cantidad de barba que les crecía), y hombres a otro grupo. Sin embargo, los términos intermedios no tenían cabida en el mundo hasta 1956, año que se denomina en Estados Unidos como el del Teenager , porque fue en esa época cuando el pop identificó con ese nombre a la cultura juvenil.

21 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Frankie Lymon y los teen agers fue el primer grupo de rock que se identificó como pertenciente a esta nueva subcultura. Su éxito más importante, Por qué los tontos se enamoran? estuvo en los primeros lugares simultáneamente a la canción de Elvis Presley Heartbreak hotel. El primer éxito musical que usó la palabra teenager en su título fue la balada Teenage prayer, que incluía una serie de lamentos adolescentes cuya actitud de frustración hormonal inspira muchas canciones en nuestros días.

La cultura adolescente como se conoce en Estados Unidos comenzó a desarrollarse después de la Segunda Guerra Mundial. En ella influyeron decenas de factores como la televisión, la publicidad y hasta el llamado Baby boom (boom de los bebés).

Estos factores contribuyeron a crear la figura frankensteniana , el teenager gringo, una persona aburrida con las emociones de un niño en el cuerpo de un adulto. Esta criatura probó ser un blanco fácil para los publicistas.

La revista Seventeen vio temprano las posibilidades de explotar este campo. Cuando apareció, en 1944, los expertos en moda todavía no se habían dado cuenta de que las mujeres jóvenes no querían verse iguales a su madre.

El sonido de la juventud En las décadas que siguieron al Año del teenager , el rol de los adolescentes fue primordialmente el de inspiradores de una cultura de masas. Y todo esto porque su drama esencial va de generación en generación y siempre plantea los mismos interrogantes y conflictos, entre la rebelión y la inconformidad, que son a la larga parte de un debate más amplio entre la libertad individual y el orden público.

El debate ha estado delineado por la música pop, una forma cultural masiva que permite más libertad de expresión y que, contrario a las películas o la televisión, va dirigida exclusivamente a los adolescentes. En los cincuenta, Elvis Presley, con su pelo engominado y su andar seductor, encarnó el prototipo de muchacho sin inhibiciones y con mucha ambición.

Las mujeres se rebelaron en los sesenta con grupos como las Ronettes, las Crystals y las Shangri-las, que tenían novios motociclistas.

La beatlemanía irrumpió en una cultura joven en la que el pequeño de las flores fumando marihuana suplantó al rebelde de los cincuenta como provocador cultural. Si la furia contra la gente joven alcanzó en esa época proporciones extraordinarias, igual lo hizo la idealización de la juventud. El libro de Charles Reich, The greening of America, (El reverdecimiento de América) retrató al hippie prototipo como un evolucionado personaje que podía salvar el mundo.

Al mismo tiempo, una porción siginificativa de adultos mayores de treinta años trataron de reencaucharse como amigos de los teenagers . Los baby boomers que siguieron siendo hippies después de los setenta se les acusó de sufrir una adolescencia prolongada.

Desde mediados de los sesenta, la televisión y la publicidad habían aprendido a la perfección a manejar las imágenes de cool y uncool ( play y oso de los criollos) y habían puesto a los teenagers como árbitros del gusto masivo en todo, desde ropas hasta comida, pasando por música. Abriendo el camino en esa homogenización ha estado MTV, el canal de videos musicales, que se estableció en 1981 y resume cada nueva tendencia desde el punk hasta el grunge, pasando por el rap. La figura más influenciadora de la cultura teen desde 1960 ha sido Madonna, que encarna una mujer post-feminista a cargo de su carrera y su sexualidad y que de corazón sigue siendo una teenager rebelde.

En años recientes, el mercado masivo de teenagers ha tenido un efecto depresivo en la imagen de la juventud, que a veces raya en la estupidez. Han surgido programas como Wayne s world o Beavis and Butthead que muestran a los jóvenes como consumidores sin cerebro, que reflejan la pobreza de la educación. Pero más que eso, sugieren que la venta de nuevas sensaciones y atractivas imágenes a los jóvenes se está convirtiendo en una empresa tan compleja que todos están rendidos. Aparentemente los jóvenes han ganado mucha libertad, pero definitivamente no parecen divertirse mucho.

Adaptado del New York Times 1942 Frank Sinatra deja perplejo a su público en Paramount de Nueva York, dándole a Estados Unidos un ligero sabor de la histeria típica de los adolescentes, que vendría después.

1956 La industria de la música fue la primera en capitalizar el poder adquisitivo de los teenagers . Elvis Presley tomó códigos musicales negros e inauguró una nueva rebeldía con sus caderas y su actitud. Despegó el rock and roll. La música cambió y los sencillos en 45 revoluciones por minuto se convirtieron en la bandera de la cultura adolescente.

1950 Los adolescentes se autodenominan teenagers , un grupo diferente con sus propios gustos y problemas, y con dinero para gastar. El estilo de los teenagers -pantalones de estribos, colas de caballo- se convierten en emblemas de un grupo generacional aparte.

Tendencia Películas rebeldes En Rebelde sin causa (1955) James Dean capturó la alienación típica de los adolescentes y reflejó ansiedad acerca de la delincuencia juvenil como un problema nacional.

1960 La era rebelde maduró en un problema generacional, una tensión constante entre padres e hijos, que con el tiempo se intensificó, particularmente alrededor de la guerra de Vietnam. Igualmente, el mercado destinado a los jóvenes creció. Berry Gordy comenzó con Motown, una empresa de grabación de música joven.

Tendencia Películas playeras Músculos y pequeños trajes de baño: genios de la simplicidad.

1963 Comienza el Patty Duke Show . Dos décadas antes, este habría ocupado los espacios de los comics o el radio. La televisión permitió una audiencia más amplia.

1964 Los Beatles recorrieron los Estados Unidos por primera vez y las audiencias teenagers perdieron la cabeza.

1967 El verano del amor: la rebelión juvenil alcanza su máximo punto con el advenimiento de la cultura hippie en Berkeley, San Francisco y Nueva York. Jeans a la cadera, camisas teñidas, se vuelven un uniforme de la contra cultura.

Tendencia Shows bailables Soul train , seguido por American bandstand , creo nuevas estrellas y se convirtió en una plataforma para el baile popular.

Tendencia Camp TV El sistema digiere a los Beatles y escupe a los Monkeys, un grupo de rock que imita a los de Liverpool.

1970 La cultura pop crece enormemente en este período. La musica se vuelve aún más compartimentalizada: el rock and roll se convierte en heavy metal (Led Zeppelin) y el punk (The Ramones), el funk y otra música generalmente asociada con la ciudad (Sly and the Family Stone, Funkadelic, Parliament) se expandió enraizada en los amantes de James Brown.

Tendencia Mercadeo de películas La guerra de las galaxias generó cuantiosas ganancias de ventas de productos relacionados con la cinta, e introdujo nuevas frases al léxico adolescente como que la Fuerza esté contigo .

Tendencia Jeans de diseñador Usando ropa con la firma de otra persona en ella se convierte en moda.

1980 El crecimiento en el número de canales de televisión por cable y el crecimiento de la popularidad de los deportes, permitió a los jóvenes adorar sus estrellas favoritas en los diferentes deportes y comprar sus chaquetas con logotipos, cambiar tarjetas y hasta comprar cereales con sus promociones.

1981 El Walkman de Sony aparece. Este invento, junto con el compact-disc creció el mercado de la música e hizo posible aislarse aún en una multitud. Los jóvenes comenzaron a comprar tecnología de punta y creció la demanda por mejor calidad de sonido.

1981 MTV, una estación musical en cable permanentemente cambió la cara de la publicidad a los adolescentes a través de los videos, esencialmente comerciales largos.

Tendencia Madonna Es un caso para estudiar en el oportunismo del mercado, ya que se ha reinventado a sí misma varias veces, anticipándose a las tendencias (del pop al dance) e inventándolas (el look urbano) para bien o para mal.

Tendencia Películas Ya no es el cine lo importante, sino las cintas que se alquilan como Purple rain.

Tendencia Sistemas de video juegos caseros Desde Atari hasta Nintendo pasando por Sega, se introdujeron en la vida de los niños. Los juegos para mujeres vinieron después, con la maduración del mercado.

Tendencia Michael Jordan El ídolo de ídolos de la historia del basquet.

1990 Las cosas se mueven tan rápido desde la perspectiva del mercado que es difícil mantener el ritmo para la mayoría de los teenagers, que en Estados Unidos son casi 35 millones.

El mercadeo a la juventud alcanza su etapa más madura. Los Estados Unidos es una sociedad más afluente de lo que era en los cuarenta, y hay más oportunidades para comprar: centros comerciales, los catálogos de Internet. El mercado de adolescentes marcó el año pasado $99.1 billones de dólares. Y esa figura solo va a crecer. Los hijos de los baby boomers se convertirán en teenagers en los prócimos diez años. El grupo actual gasta más en ropa, higiene personal, entretenimiento y carros de lo que sus padres hicieron.

Las computadoras están en el 35 por ciento de los hogares y la tecnología de los teenagers les asegura un rol mayor en la compra de equipos electrónicos.

1993 Beavis y Butthead fueron lanzados y los teenagers los siguieron. La última moda es la estupidez. Vea Los Simpsons .

1994 Kurt Cobain, cantante de Nirvana, se suicidó. Ayudó a conocer la cultura grunge.

Tendencia Música rap En 1986, Run D.M.C. y los Beastie Boys dieron a conocer esta corriente, que se expandió al Grandmaster Flas y el Sugar Hill Gang. En 1990 los raperos emergieron de la oscuridad.