Archivo

LA FAMILIA ESTÁ SIN BRÚJULA

La familia García sufre y llora hoy con el boxeo, el deporte que la sacó del anonimato y la convirtió entre las conocidas en el ámbito nacional. El boxeo ha sido su vida y ahora, como parte de ella, se han quedado sin Jimmy, su máximo estandarte.

21 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Esa lamentable perdida dejó atontada a sus integrantes, repartidos en la tragedia en Las Vegas (Estados Unidos) y en su natal Barranquilla, pero unidos de corazón por el duelo mundial.

Aunque todavía es temprano para decidir y primero está el traer el cuerpo del bravo aspirante superpluma, noqueado por el mexicano Gabriel Ruelas el 6 de mayo en la capital mundial del juego, y luego darle cristiana sepultura, la continuidad en el pugilismo tiene dividido a este clan atlanticense.

A la distancia, mientras tramita el regreso de su hijo a Barranquilla, el patrón, Manuel, quien inculcó casi como obligación la práctica de la noble disciplina hace más de dos décadas, no sabe que hacer. Desde el primer momento, luego del percance, dijo que ya estaba bueno de tanta necedad .

Manuel es apoderado, concertador, promotor y, por lo general, gusta estar abajo como segundo en las esquinas. Su vida ha sido el boxeo y ahora, cuando Jimmy se ha ido, no sabe qué vendrá. Ni tampoco si continuará con el club aficionado La Isla Antillana.

Otro Manuel, el hijo, el entrenador de Jimmy durante la trágica noche en el desierto de Nevada, aunque adolorido, quiere continuar preparando a prospectos. Existe la posibilidad que la empresa Top Rank, la organizadora de la función mundialista, le de trabajo en Las Vegas. De todas formas, sólo después de pensar, tomará la determinación si se queda en Colombia o prepara maletas a Estados Unidos.

Entre quienes lo practican, que a la larga son principales protagonistas, ya hay decisiones. Por lo menos una, la de Marvin, el benjamín de los atletas.

El Monito , como se le conoce, cuenta con 18 años, es todavía aficionado, y pertenece a la preselección colombiana que se alista a los Juegos Olímpicos de Atlanta-96. Este año no lanzará un golpe más, pero en el 96 regresará al gimnasio.

Regresaré cuando tenga el ánimo de regresar. Cuando esté preparado mentalmente para hacerlo , dice. Y lo haré como homenaje a Jimmy, mi hermano, que aceptaría que yo peleara. Ese es mi homenaje para él .

Marvin cuenta con 29 triunfos contra 6 derrotas, es el actual campeón nacional juvenil (Girardot-94) del peso ligero y pretendía defender ese honor en el torneo a celebrarse en Barranquilla desde el 3 de junio y que llevará como nombre Jimmy García.

Nadie es responsable en este caso. Es un accidente y el boxeo no tiene porque eliminarse , dijo.

El otro hermano boxeador, Miller, mayor que Marvin pero menor que Jimmy, está aturdido y dice, inicialmente, que se retirará pero luego sostiene que debe pensarlo.

Yo pienso ahora que el boxeo se acabó para mí. Pero tengo que reponerme. Y después veré si continuo estudiando o retorno al gimnasio , dice el invicto profesional cuya marca consta de 15 éxitos sin reveses, con 9 nocauts.

Necesitamos la solidaridad general, porque a la larga somos los únicos perdedores en este caso. Jimmy se fue de nosotros , dice sin poder contener las lagrimas.