Archivo

CÓMO ADIVINAN EL FUTURO

La lectura del Tarot, la mano, el cigarrillo, el chocolate y la posibilidad de enamorar al ser querido a través de pócimas, son métodos que aunque la mayoría de los bogotanos que contestaron la encuesta asegura que jamás ha usado, los que realizan estas prácticas dicen que cada vez son más las personas que acuden a estos instrumentos.

21 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Estos servicios, que son prestados por parapsicólogos, astrólogos o personas que se hacen llamar simplemente brujos, pueden costar de 2 mil a 70 mil pesos por consulta.

Según algunos parapsicólogos, tienen clientes que solicitan consultas una vez al mes y que cada vez que van a hacer un negocio, cambiar de trabajo o casarse necesitan que les lean la mano o consultar las cartas.

Algunos de ellos aseguran que para solucionar los problemas de sus clientes inicialmente conceden una consulta en la que leen la mano, el tarot y el cigarrillo y después, según el caso particular, hacen trabajos especiales.

Estos trabajos que, según ellos, la mayoría de las veces son para obtener el amor de otra persona, tienen un costo que puede oscilar entre los 20 mil y los 160 mil pesos e incluye el consumo de pócimas o el uso de perfumes, jabones y velas.

Para llevar a cabo este tipo de trabajo piden la fotografía del ser amado o simplemente el nombre.

La lectura del chocolate no la practican todos, pero quienes lo hacen explican que el cliente se debe tomar el chocolate, voltearlo y dejar que los restos de la bebida escurran por la taza, para poder leer las imágenes que, según ellos, quedan dibujadas dentro del pocillo.

Basados en estas imágenes leen pasado, futuro y presente. Este servicio puede costar 5 mil pesos.

Con la lectura de las cartas, según muchos parapsicólogos, la gente quiere saber en qué fecha se va a morir o cómo se llama la persona con la que van a casarse.

Sin embargo, ellos explican que estas respuestas concretas no aparecen así, sino que las cartas revelan la existencia de un peligro cercano o la proximidad de la muerte, pero no con una fecha exacta.

También dicen que las cartas dejan ver los rasgos físicos de la persona amada, como cabello rubio, ojos negros, o edad aproximada, pero que raras veces revela nombre propio con apellido. Este servicio puede costar entre 5 mil y 25 mil pesos.