Archivo

SELENA CONTINÚA SONANDO

Yolanda Zaldivar, acusada del asesinato de la cantante Selena (artista que se ganó tres galardones póstumos de Lo nuestro a la Música Latina el fin de semana pasado) fracasó en su intento de conseguir una rebaja en la fianza de medio millón de dólares fijada por el tribunal de Corpus Christi, en el sureño estado de Texas.

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

A mes y medio del asesinato de la popular cantante de música tex-mex, Zaldivar compareció por primera vez en una audiencia del tribunal de Corpus Christi, donde el juez, Mickey Westergreen, le negó la petición porque se teme que pueda escapar a México.

Zaldivar, que vestía un modesto traje de dos piezas, se negó a hablar con la prensa y con la cabeza agachada entró en la sala de audiencias, donde escuchó el alegato de su abogado que consideró excesiva la cantidad fijada como fianza y pidió una rebaja hasta diez mil dólares.

Selena Quintanilla de Pérez, cantante de ascendencia mexicana, fue asesinada a tiros por Zaldivar en un hotel el pasado 31 de marzo, poco antes de cumplir los 23 años.

Los abogados de la familia de la popular cantante solicitaron al juez la máxima sentencia para la acusada que, en caso de ser encontrada culpable, podría cumplir una pena de 99 años de prisión.

La audiencia coincidió con el homenaje que se le tributó a la cantante en la entrega de premios Lo nuestro a la Música Latina de la cadena de televisión Univisión.