Archivo

ENERGÍA Y SUMINISTROS PARA LA MIR

El módulo ruso Spektr , que aporta baterías solares a la estación espacial Mir, fue lanzado el sábado por la mañana desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajastán), informó el centro ruso de dirección de vuelos espaciales (TSOUP).

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Spektr , un módulo de 19,5 toneladas portado por un cohete Protón, debe quedar amarrado a Mir el primero de junio.

El módulo lleva baterías solares de una superficie de 132 metros cuadrados destinadas a acrecentar las reservas de energía de Mir.

Pero en Mir, los cosmonautas rusos Vladimir Dejurov y Guennadi Strekalov todavía no lograron despejar el lugar necesario para colocar las baterías, pese a una salida de seis horas al espacio el miércoles.

El sábado, los dos cosmonautas tratarán una vez más de desplazar los paneles solares de Mir a otro módulo, el observatorio astrofísico Kvant.

La energía generada por las baterías que aporta Spektr es necesaria para el éxito de los proyectos de colaboración ruso-estadounidenses a bordo de Mir.

Diez astronautas y cosmonautas de ambas nacionalidades efectuarán una misión conjunta de cinco días en junio en la estación orbital.

Esa misión empezará tras el amarraje a Mir del transbordador espacial estadounidense Atlantis el 25 de junio.

Spektr también estudiará fenómenos atmosféricos y el entorno de la estación Mir. Por otra parte, lleva carburante, instrumental científico y piezas de recambio para Mir.

Fuentes del Centro de Control de Vuelo que no se esperan contratiempos durante la misión de acoplamiento, como sucedió con los tres anteriores módulos lanzados en apoyo de la Mir.

Explicaron que el acoplamiento debió ser pospuesto del 26 de mayo al primero de junio pues los astronautas de la Mir que recientemente hicieron paseos espaciales preparatorios no pudieron completar su misión.

Según las fuentes, tal retraso es insignificante pues el Spektr tiene una autonomía de 90 días.