Archivo

CÚCUTA Y SU TRISTE HISTORIA

Cuando el arco se cierra no hay poder humano que lo abra. El fútbol tiene esas cosas inexplicables, de un extremo a otro, porque también suele ocurrir que a un jugador le rebote el balón en el tobillo y se meta al arco. Es lo que se conocen como rachas...

23 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Cúcuta Deportivo atraviesa por una de esas crisis. En siete partidos solo ha podido concretar dos goles, lo que le representa un exiguo recaudo de un punto (empate 0-0 con América), de 21 posibles. Por eso, está al borde del precipicio, último en la tabla con 17 puntos, algo que parecía lejano hace un mes.

Mire lo del domingo ante Santa Fe , cuenta Moisés Pachón, el técnico del Cúcuta. Cabezas entró driblando, Mondragón le achicó, entonces metió un tiro cruzado y la gente ya empezaba a celebrar. De pronto, la bola pegó en un morrito y se desvió. Para volverse loco .

Y prosigue: En otra, el delantero se la levanta por encima a Mondragón y se le vieron tantas ganas que quiso liquidar de primera y se le desvió. Después de sacar al arquero! Eso ya es increíble .

En cambio, Santa Fe tuvo tres llegadas y concretó dos tantos. Afortunadamente, hicimos un gol tempranito y eso nos dio la posibilidad de manejar un poco el partido. Hizo un calor peor que en Barranquilla, por eso en el segundo se nos vinieron encima, nos empataron y tuvieron 3 o 4 oportunidades de concretar, pero se les veía el desespero, la ansiedad. Sobre el final, obtuvimos el triunfo , resumía Julio Avelino Comesaña, técnico albirrojo.

Para esta clase rachas, la única alternativa es rezar. Una fórmula que conoce todo el mundo del fútbol. Una especie de exorcismo, de brujería, de unguentos divinos, una mezcla de yerbas. Y mucha paciencia.

Cuando a uno lo coge la tarde hay que tenerse de atrás , agrega Pachón. Hay que hablarle a los jugadores, rezar, invocar los espiritus, todo lo que se venga a la mente. Es que en todos los partidos tenemos 4 o 5 opciones muy claras y no podemos. Pregúntele a la gente de Ibagué, Tuluá...

Pero no hay que darse vuelta. El optimismo nace porque aquí, en Cúcuta, se tendrá al Huila, Envigado y Unión Magdalena. Y algún día se tendrá que acabar esto. Dios quiera que sea pronto .

El drama de un colero que, sin jugar mal, ha visto en su propia ansiedad un enemigo que le escondió las llaves del candado de las puertas rivales.

Cuál penalty? La caída del Junior ante Millonarios también le entrega un renovado colorido a la punta del campeonato. Primero porque América lo alcanzó en puntos, y segundo porque los perseguidores toman un segundo aire para pegarse al envión final.

No hay justificación para la rabieta de Carlos El Pibe Valderrama contra John Jairo Toro. En el estadio, no quedó ninguna duda sobre la falta de Ronald sobre Carlos Rendón. Y todo se confirmó en los videos de frente, de costado y de atrás.

La gran conclusión es el sorprendente recorrido del Deportes Tolima, el equipo de más puntos en abril y que pasa de largo para ubicarse en el tercer escalón. Y todos ya miran ese duelo Junior vs. América, en Barranquilla, como el día de las grandes decisiones.