Archivo

EL ROLLO PROYECTADO DE DOS ENAMORADOS

Palma de Oro a Cannes en 1989 en Sexo, mentiras y video. Palma de oro en 1994 en Pulp fiction. Doble Palma de Oro con la Lección de piano y Adiós a mi concubina. Veintidós nominaciones a los Oscar en 1995.

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Desde hace unos años la sociedad de producción y distribución Miramax ocupa el primer peldaño de la industria cinematográfica estadounidense, con cineastas con reputación de frágiles y difíciles según los cánones de Hollywood.

El cine independiente estadounidense encontró su guarida (Soderbergh, Tarantino, Wayne Wang), el cine europeo también (La reina Margot de Chereau; Atame de Almodóvar; La trilogía de Kieszlowki), Cuba en Fresa y chocolate y Asia (Chen Kaige), tienen las alas protectoras de Miramax de los hermanos Wesintein: Harvey (43 años) y Robert (40 años) que, con odio o afección han sido apodados los Renegados de Beverly Hills. Dinámicos, agresivos, algunas veces brutales, quieren tener el control de todo, pero se les reconoce una pasión devoradora por el cine, difícil de encontrar en la gran mayoría de los dirigentes de la industria. Campeones del mercado cinematográfico, saben también cultivar sus propias leyendas.

Nacidos en Flushing en las afueras de Queens. Su padre mercader de diamantes, los llevaba al cine los sábados mientras la madre iba al peluquero. Cuando desembarcaron en Cannes en 1980.

Todo lo que sabían del Festival era que cada año Se encontraban todos los productores y distribuidores del mundo . No conocían a nadie. Nadie los conocía a ellos. Hasta hace quince años, cuando los Wesinstein fundaron su casa de producción y la llamaron Miramax, en memoria de sus padres Miriam y Max.

Lo primero que hicieron fue comprar The Secret Policeman s ball, y descubrieron que existía otra película con el mismo nombre, así que compraron los derechos e hicieron un montaje de las dos cintas.

El vigor de Miramax en el dominio de las adquisiciones es legendario. Cuando Ciby 2.000, la Sociedad de Producción de Francis Bouyques, decidió que nadie vería la Lección de piano de Jame Campion (en agosto estará filmado su nueva película Poltrait of a Lady con John Malkovich, Nicole Kidman y Martin Donovan) antes de su presentación en Cannes, Harvey Wesinstein se lanzó a cortejar frenéticamente al patrón de Ciby. El resultado: Miramax compró El piano antes que nadie.

En 1989, un puñado de distribuidores y compradores fue secretamente invitado a ver Cinema paraíso antes de la proyección oficial. Esta película nos recordaba nuestra infancia en un pequeño cine en Queens donde descubríamos las películas extranjeras , cuentan los dos hermanos. Al final de la proyección, ellos sabían que iban a comprar la película. Solo necesitaron tres segundos para decidir, mientras los otros distribuidores no se decidían a comprarla.

Este años llegaron a Cannes con Kids de Laory Clark (en competición) una película sobre una cierta juventud en Nueva York. Una cinta intensa que pronto estará en cartelera en Colombia gracias a Miramax, que le produce en esto momentos a Quentin Tarantino, a Robert Rodríguez (El Mariachi, Desesperado que la presenta fuera de competición) Dust and Down.

Les encantaría ver proyectos colombianos. A prepararse cineastas.