Archivo

COMIENZA CONCILIACIÓN EN ESCUELAS

De ahora en adelante, los alumnos del Colegio Rómulo Gallegos de Ciudad Bolívar que se pegaban puños o patadas por riñas dentro del salón de clase, contarán con compañeros que los ayudarán a resolver pacíficamente sus problemas.

23 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Este programa que fue lanzado ayer por el ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez, consiste en convertir a los alumnos líderes de clase en mediadores de los conflictos que se presentan al interior de las aulas.

Se elegirá a una pareja de alumnos por salón y después de que los profesores los capaciten en resolución de conflictos, podrán ejercer su papel de mediadores. Los profesores que encabezarán los programas también recibirán instrucciones del Ministerio de Justicia y un manual de entrenamiento en mediación.

El programa se va a llevar a cabo inicialmente en este colegio y después se ampliará al colegio Inem del Tunal, al Juan Ramón Jiménez y a la Escuela Pública de Meissen. Luego será instalado en Valledupar, Medellín, Cali, Armenia, Manizales, Santa Marta y Pereira.

Según el Ministro de Justicia, con este programa se pretende lograr un cambio en la actitud violenta de las personas desde los niveles primarios que son aquellos en los que empiezan a surgir las actitudes agresivas.

Para llevar a cabo el programa, el Ministerio de Justicia hizo una encuesta al interior del colegio Rómulo Gallego y en ella descubrió que un 70 por ciento de la comunidad escolar piensa que su problema más grave es la agresión, tanto física como verbal y se calcula que en un 54 por ciento de los casos, los problemas están relacionados con los hurtos, los daños en bienes ajenos y el uso abusivo de la propiedad.

En la zona de Ciudad Bolívar, según el comandante de la Estación de Policía XIX, Mayor Hugo Alfonso Cepeda, los niños asisten armados a las escuelas y los colegios y hay unas 150 pandillas juveniles. Además diariamente son decomisadas unas 120 armas blancas.

Aunque el rector del colegio Rómulo Gallego, Julio Quintero, asegura que en este plantel no se han presentado casos de porte de armas en los alumnos, él reconoce que la violencia cotidiana es muy alta.

Quintero dijo que el programa de los niños mediadores es muy interesante y explicó que ellos serán seleccionados en el colegio por sus propios compañeros mediante una elección popular que los faculta para ejercer este papel de conciliación.

El programa se va a desarrollar con los alumnos de los grados cuarto a octavo, que son aquellos que presentan mayores problemas.

Este programa según explicó el Ministro de Justicia, se ha desarrollado con éxito en Estados Unidos y Canadá, donde la frecuencia de los conflictos estudiantiles ha descendido en un ochenta por ciento.

En estos lugares hoy en día el programa se extiende a más de diez mil cursos formales de nivel elemental y secundaria.