Archivo

FENALTIENDAS: POR LA GANANCIA DEL TENDERO

El sector económico informal del comercio, representado en los tenderos, cuenta con un programa de asistencia creado por Fenalco para prestar capacitación, gestión social y asesoría en compras y financiación

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El objetivo es que los tenderos modernicen sus negocios, aumenten la productividad, mejoren su calidad de vida y sean atendidos como microempresarios del comercio.

La elaboración del proyecto, tiene como eje las tiendas de barrio, que son los espacios de comunicación, encuentro entre vecinos y consumo de alimentos, misceláneos y bebidas alcohólicas.

La tienda ejerce un papel protagónico en la cotidianidad y el proceso social del barrio. Sin embargo, el tendero no tiene protagonismo en la estructura económica del país , indica el documento que justifica la puesta en marcha de este proyecto.

Aunque los propietarios de este tipo de negocios no representan ni forman parte de un grupo económico fuerte, son puente entre el producto y el consumidor. Por ello, tanto las ventajas como las desventajas de su trabajo las asume este último.

En la tienda, por ejemplo, los alimentos son más costosos que en el supermercado. Sin embargo, los compradores tienen la opción de adquirirlos fiados, diariamente y en cantidades mínimas; hecho que podría verse como una ventaja para el consumidor, pero que a corto plazo lesiona su poder adquisitivo y le encarece la canasta familiar.

Ante este tipo de situaciones, Fenaltiendas plantea estrategias concretas que fortalezcan a los tenderos como grupo económico y beneficien al consumidor final.

Así funciona El desarrollo del programa se hace a través de convocatoria a tenderos.

Luego de reunirlos, se les informa sobre el plan y sus objetivos.

Posteriormente se les dicta conferencias y módulos que comprenden mercadeo, publicidad, promoción, precios, productos y ventas, así como organización, compras relacionadas con proveedores, diseño de la tienda y atención al cliente.

Con estas herramientas, el tendero es capacitado para hacer crecer y fortalecer su microempresa. Así, no solo él gana, sino también sus compradores, que recibirán productos a precios justos, con la debida organización y atención adecuada.