Archivo

ABRAMOS CAMPO AL CAMPO!

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, viene adelantando una estrategia de comunicación para la divulgación de las políticas propuestas por el gobierno para el sector agropecuario y pesquero, dirigido a los productores, cooperativas, corporaciones, agremiaciones, comerciantes, intermediarios financieros, así como a los funcionarios de las entidades territoriales (Departamentos y Municipios) vinculados al sector agropecuario y pesquero

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Respecto a la importancia que tiene dar a conocer las normas que se presentan de manera muy resumida a través de una publicación realizada por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el titular de la mencionada Cartera, dijo que el conjunto de disposiciones que se presenta descansa sobre la premisa de que la trascendencia social del sector rural excede con creces a su importancia económica .

Nuevas Leyes Con la apertura económica impulsada por el Gobierno, desde 1991, nuestros productos agropecuarios entraron a competir con los de otros países en el mercado nacional e internacional.

Esta competencia no ha sido fácil para los productores colombianos, pues la falta de técnicas adecuadas e incentivos les impiden competir en calidad y precios con los productos extranjeros Con el ánimo de lograr una producción agropecuaria estable y competitiva, el Gobierno viene impulsando el desarrollo social, tecnológico y empresarial de los productores del campo, mediante nuevas leyes y política que estimulan, protegen y fortalecen la inversión y la producción.

Entre ellas están la Ley 101 de 1993, o Ley General de Desarrollo Agropecuario y Pesquero; la Ley 41 de 1993, o Ley de Adecuación de Tierras; y la Ley 160 de 1994 de Reforma Agraria y Desarrollo Rural Campesino; y la Ley 99 de 1993 que crea el Ministerio del Medio Ambiente.

Estas políticas son impulsadas a través del Programa de Modernización Agropecuaria y Rural, adelantado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y sus diferentes instituciones con el fin de mejorar la calidad de vida de los productores y aumentar la inversión rural, elevar la productividad y modernizar el campo a partir de fortalecer la descentralización y la participación de la comunidad.

Objetivos del Plan Las nuevas políticas están dirigidas con preferencia a los pequeños productores campesinos que han sido afectados ya sea por la apertura de nuestros mercados a los productos extranjeros, por la violencia o por los desastres naturales.

Estas políticas buscan que los productores agropecuarios y pesqueros, tengan acceso a la tierra, al crédito, a la asistencia técnica y a la comercialización. Impulsan planes de solución y adecuación de vivienda rural, saneamiento básico (agua potable, acueductos, letrinas y unidades sanitarias). Estimulan la generación de empleo y amplían el subsidio familiar, al tiempo que fortalecen la participación comunitaria que permiten a las mujeres y a los hombres del campo beneficiarse de los servicios que ofrecen las instituciones del sector agropecuario.

Además, estas políticas tienen muy presente renovar y conservar los recursos naturales, para abastecer y asegurar el bienestar a las futuras generaciones de colombianos.

Tanto las nuevas leyes como las actuales políticas, están orientadas a ofrecer a los agricultores, oportunidades reales para producir mayores excedentes y generar ingresos adicionales dentro de un proceso gradual de tecnificación y modernización.