Archivo

MICROSOFT RETROCEDE ANTE LAS PRESIONES ANTIMONOPÓLICAS

Tras perder el primer asalto hace 10 meses, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha ganado el segundo asalto de su batalla antimonopólica contra Microsoft Corp.

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El gigante de software informó el pasado fin de semana la cancelación de manera unilateral de sus planes de adquirir Intuit Inc. por US$2.300 millones. Hace tres semanas, el Departamento de Justicia entabló una demanda en un tribunal federal de San Francisco en la que alegaba que la compra le daría a Microsoft un dominio total sobre el floreciente mercado de software de finanzas personales y sería un trampolín para dominar el naciente mercado del comercio electrónico.

Microsoft se anotó una gran victoria en julio pasado, cuando llegó a un acuerdo sin tener que ir a juicio ni ceder ningún poder real, tras una investigación de cuatro años por parte de la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. y del Departamento de Justicia. Más tarde, el juez federal Stanley Sporkin rechazó la solución y ahora tanto Microsoft como el Departamento de Justicia apelan la decisión.

Pero a diferencia del caso anterior, que se entabló mucho después de que Microsoft consiguiera controlar el mercado de software para computadoras personales, en el litigio de Intuit el Departamento de Justicia llevaba todas las de ganar. Debido al ritmo acelerado de la competencia, Microsoft no podía tolerar demoras en la compra.

El Departamento de Justicia podía ganar con sólo entablar la demanda y mantenerse firme hasta la apelación. El sábado, Bill Gates, presidente de Microsoft, y otros ejecutivos dijeron que los abogados de la compañía habían obtenido nueva información que indicaba que el juicio de Intuit podría prolongarse hasta mediados de 1996.

Durante los últimos nueve meses hemos estado maniatados en nuestra capacidad de trabajar con socios y desarrollar una estrategia , dijo Mike Maples, vicepresidente ejecutivo de Microsoft. La perspectiva de estar limitados otros 12 meses no parecía racional .

Nuevos dilemas Microsoft podría enfrentar el mismo dilema durante los meses venideros. El 24 de agosto planea lanzar un servicio on-line, Microsoft Network (MSN), que ofrecerá servicios e información de compañías como NBC. La división antimonopólica del Departamento de Justicia tiene un equipo dedicado a examinar los planes de Microsoft en materia de servicios on-line.

A los reguladores federales les preocupa que Microsoft entregue el acceso a la red con su nuevo sistema operativo Windows 95, que se calcula funcionará en 190 millones de computadoras para fines de esta década. Sus rivales alegan que al brindar un acceso tan simple y universal _todo lo que los usuarios tienen que hacer para conectarse es marcar un icono_ la red de Microsoft dominará rápidamente los otros servicios on-line como Prodigy y America Online. Incluso temen que la firma domine la propia plaza comercial electrónica, en la que se espera que dentro de unos años millones de compradores y vendedores hagan negocios.

Gary Reback, abogado que ayudó a convencer al juez Sporkin de impugnar el arreglo que Microsoft alcanzó con el Departamento de Justicia, dijo que uno de los motivos por el que el gigante de software canceló la operación con Intuit es que desea poner fin a las investigaciones del gobierno, en particular para proteger su sistema MSN. Reback dice que los abogados del Departamento de Justicia se comunicaron con él la semana pasada para decirle que coincidían con las críticas sobre el MSN, pero opinaban que el departamento no contaba con suficientes recursos para impugnar el servicio on-line mientras peleaban el caso Intuit. El atractivo de Intuit está en Quicken, un programa de finanzas personales que controla el 80% de la cuota de ese mercado.