Archivo

LA ANDI ANALIZA REFORMA TRIBUTARIA

La Asociación Nacional de Industriales (Andi) tiene 10 objeciones a la reforma tributaria que se discute en el Congreso de la República. Durante los últimos dos meses el gremio se dedicó a estudiar los alcances de la propuesta. El aumento del IVA de un 12 a un 14 por ciento es uno de los mayores dolores de cabeza para los industriales. Señalan que el control a la evasión de este impuesto, su anticipo y la retención deben analizarse con cuidado. Aunque la retención es una buena medida, la propuesta no tiene en cuenta los impuestos descontables para el vendedor, por lo que el Estado recaudará doblemente el IVA, teniendo el contribuyente que solicitar la devolución de saldos a favor después de por lo menos siete meses . El anticipo que se plantea no los convence, piensan que las empresas pasarían a convertirse en recaudadoras, hecho que generaría distorsiones a nivel competitivo; señalan además, que su aplicación solo servirá para impulsar mayores índices de informalidad en la economí

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El segundo punto que desvela al gremio es el que tiene que ver con el aumento de la renta presuntiva. La tarifa sobre el patrimonio líquido pasa del cuatro al siete por ciento y se crea una base gravable para el patrimonio bruto del dos por ciento. Con ello se excede el propósito de controlar la evasión. Si se quiere lograr este objetivo es factible hacer modificaciones a la base gravable, pero en ningún caso es justificable el incremento de tarifas advierte la Andi.

Los industriales se preguntan si los incrementos en los impuestos implicarán mayores recaudos o mayores evasiones. En la actualidad el impuesto de renta oscila entre el 30 y el 35 por ciento y la reforma plantea elevar esa tarifa al 37 por ciento.

El cuarto aspecto que inquieta es la derogación de la exención sobre la importación de maquinaria pesada porque generaría sobre costos financieros para las industrias y la reconversión industrial se frenaría. La reforma propone la aplicación de IVA para equipos y maquinaria industrial.

Rechazan el IVA que se quiere imponer al leasing, la fiducia y los comisionistas de bolsa, porque estos servicios quedarían en desventaja frente a otros mecanismos financieros. Los industriales piensan que no se puede gravar sectores que apenas empiezan a despegar; además, indican que buena parte de la maquinaria utilizada para llevar a cabo la modernización de las industrias se ha conseguido a través del leasing, así que el Gobierno no puede entorpecer la reconversión en que se encuentra comprometido el sector para hacer frente a la apertura económica.

Otros cinco puntos críticos Para la Andi resulta contradictorio que el Gobierno insista en la apertura y al mismo tiempo acabe con los alicientes para enfrentar el proceso. La reforma tributaria contempla gravar la asistencia técnica que los industriales buscan en el exterior. Colombia no tiene tecnología y necesariamente hay que recurrir a otros países, entonces qué proponer prescindir de la tecnología? se preguntan los directivos de la Andi.

El impuesto a la guerra que se prolongaría por dos años más lo ven perjudicial para la exploración y explotación de hidrocarburos; la reforma prohibe reducir de la renta el valor pagado por este impuesto.

También hay quejas por el sistema de facturación que se propone como control a la evasión. Es un desgaste administrativo el tener que solicitar permiso para utilizar las facturas dicen los afiliados al gremio, quienes no entienden por qué se intenta exigir boletas de venta cuando la simple factura bastaría para reportar las transacciones.

La retención en la fuente para los trabajadores con salario integral y el retroceso frente a la eliminación de la doble tributación, son los otros puntos que despiertan el temor de los industriales.