Archivo

MENSAJE A LAS ENFERMERAS

Señor Director: Mensajeras de paz, legión bendita. Hermanas del dolor y la tristeza. Azucenas que el fango no salpica, el rudo sacrificio es tu grandeza.

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Heroínas sin lauros ni blasones, de la vida en sórdida batalla, desafiando en el peligro sin temores vais calmando el dolor de cuerpo y alma.

El niño en el umbral de su existencia siente la protección de tus ternuras y junto al moribundo con clemencia, la postrimera lágrima le enjugas.

Entre el dolor tu vida se desliza.

Bienestar y dulzura vais dejando, ya que siempre tenéis una sonrisa, aunque tengáis el corazón sangrando.

Colombia, la sultana esplendorosa, las ciudades de eternas primaveras, se yergue soberana y majestuosa para dar un saludo a la enfermera.

Ana Elisa Herrera Méndez Enfermera profesional