Archivo

PERICLES XXI, UNA CULTURA CERCANA A LA JUVENTUD

La cultura también puede estar de moda entre los jóvenes. La idea es motivarlos para que participen de ella y sean los protagonistas de sus manifestaciones. Todo eso a través de la educación.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Esa es la base del proyecto Pericles XXI, una propuesta concebida y liderada por estudiantes recién egresados de estudios secundarios, que decidieron hace cuatro meses proponer un modelo revolucionario dentro de la educación y la cultura.

El objetivo era acercarse a la gente joven como fenómeno social e implantar un modelo a seguir que abarcara las diferentes manifestaciones culturales, para así fomentar el pensamiento creativo y la educación a través de la población estudiantil.

Este es un proyecto de la juventud, para la juventud, que busca abrir opciones y dar espacios de reflexión a los jóvenes y enriquecer el soporte dinámico del sistema educativo , dice Mario Rodríguez, coordinador de proyecto.

Pericles XXI se gestó por seis estudiantes de secundaria: Mario Rodríguez, Ricardo Mejía, Carlos Durango, Juan Esteban Mejía, Jorge Bocanegra y José Fernández, quienes aprovecharon el servicio militar como auxiliares de Policía, para llevar a cabo el proyecto con ayuda de la Policía Nacional y la Gerencia Cultural del municipio.

En el proyecto participan cerca de 90 colegios de la ciudad, con una serie de certámenes, dirigidos principalmente a estudiantes de noveno a undécimo grado, que van desde los conciertos didácticos con la Orquesta Sinfónica del Valle, turismo urbano en el que grupos de estudiantes realizan un recorrido por museos y los principales teatros de la ciudad.

También, encuentros de cuento corto y prosa breve y visitas a los colegios de maletas didácticas , que contienen muestras representativas de elementos de los museos de la ciudad.

En estas actividades participan uno o dos colegios por día. con un cupo de 120 muchachos, al igual que 200 auxiliares de Policía.

El coordinador dice que la respuesta tanto de colegios como de estudiantes ha sido buena, hasta el punto de que en solo 50 días cerca de 15.000 estudiantes han participado de las actividades.

En cuanto a escenarios, el proyecto ha contado con la colaboración de los teatros Jorge Isaacs y Municipal, la FES, el Banco de la República, la Cámara de Comercio, así como la Orquesta Sinfónica del Valle.

Yo creo es bueno que uno pueda conocer cosas de la música y el arte, pues es interesante y provechoso para la propia educación, dijo un estudiante del colegio San Luis mientras observaba los complicados movimientos del cuarteto de cuerdas de la Orquesta Sinfónica del Valle.

Esto es interesante porque se hace para grupos pequeños y se puede dar una orientación sobre lo que se va a escuchar. Es muy bueno para los muchachos , dice Francois Dolmestch, director administrativo de la Orquesta.

Pero las expectativas de Pericles XXI no se quedan solo en el colegio. La idea es educar al joven para que utilice su tiempo libre en el aprecio de la cultura y se de cuenta que la cultura también vale, también está de moda, manifiesta Mario Rodríguez.

A pesar de no tener un gran despliegue y de trabajar solo con el empeño y ayuda de unos pocos, Pericles XXI es un proyecto ambicioso que no quiere quedarse en el plan de llevar y traer estudiantes. La idea a largo plazo es que existan comités del proyecto dentro de los mismos colegios, concluye Rodríguez.