Archivo

HAY QUE INVENTAR DE NUEVO LAS EMPRESAS

Qué hay acerca de las nuevas y reinventadas compañías que les permite romper el molde, rehusarse a escoger una política de personal y una estrategia de utilidades, pero a la vez alcanzar un éxito sobresaliente con estos dos recursos? Qué es lo que guía a una compañía ya establecida a través de todo ese laberinto de su propia reinvención dentro de la sociedad nueva de informática?

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Nosotros creemos que el primer ingrediente en reinventar una corporación es una potente visión, todo un nuevo sentido acerca de saber hacia dónde se dirige una compañía y cómo hace para llegar a ese sitio.

Es importante por consiguiente, comprender las tendencias, pero esto no es suficiente. Uno debe comprender y descubrir el método específico que la compañía posee para acoplarse al medio ambiente de los negocios. La visión de la compañía se convierte así en una fuerza catalizadora, en un principio organizacional para todas las tareas que realizan las personas al interior de la corporación.

Para poder tener éxito, un directivo organizacional debe crear una visión impulsadora de un estado deseable de cosas . Según lo explica Warren Bennis, escritor y catedrático.

Un ejemplo: la compañía Hannover estaba al borde de la quiebra en el año de 1969, antes de que esta desarrollara una visión compartida que todos los empleados aceptaron. Hoy en día, Hannover es una empresa líder en seguros de bienes y de responsabilidades, que en los últimos seis años ha crecido a un ritmo de un 50 por ciento, más rápido que el promedio de las otras empresas de este mismo sector.

El cómo de la visión La idea consiste sencillamente en expresar una visualización del futuro que uno desea. Así es más fácil alcanzar la meta. La visión es ese eslabón que hay entre el sueño y la acción.

Ya sea que usted se desempeñe como una persona de negocios o un artista, su nueva creación debe ser real para usted, aun cuando no exista una evidencia para un tercero de que pudiera alcanzarse el éxito en este sentido.

Steve Jobs, cofundador y directivo de la junta de Apple Computer, tuvo que tener la creencia de que los computadores costosos, desactualizados y poco confiables de los comienzos de la década de los setenta no podrían convertirse en las herramientas personales actualizadas de la década de los ochenta.

En últimas, la visión se convierte en ventas y aumento de utilidades y retorno sobre la inversión, pero los números vienen después de la visión. En las compañías de estilo anticuado, los números son la visión.

La investigación ha demostrado que cuando se hace una imagen de los movimientos exitosos que se quieren lograr, los atletas pueden mejorar su rendimiento, especialmente si el cuadro mental va acompañado de una práctica física , es lo que escribe Michael Murphy y Rhea White en su obra El lado sicológico de los deportes .

Jack Nicklaus considera que sus mejores tiros en golf dependen en un 10 por ciento de su swing, en un 40 por ciento de su disponibilidad y postura y en 50 por ciento de su esquema mental.

El campeón en monta de toros salvajes, Larry Mahan, dice lo siguiente: Yo trato de imaginarme que estoy cabalgando antes de que me monte sobre el toro, y luego actúo de acuerdo con la imagen que yo tenía .

El físico-culturista Arnold Schwarzenegger manifiesta que la visualización es de un contorno muscular en particular ayuda al proceso de su desarrollo.

Empresas y visión Pero hoy en día la visualización ha entrado en el dominio de las compañías, y los directivos están formándose nuevas imágenes acerca de sus negocios y del sitio hacia donde quieren llegar, para lo cual están convirtiendo ya esas visiones en realidad.

People Express (una exitosa aerolínea) se convirtió en una compañía de mil millones de dólares en forma más rápida que otras corporaciones porque tenía una meta racional y predecible.

El autor de Fabricando un mundo mejor inspiró a People Express y a sus gerentes (a ellos se les llama gerentes y no empleados) para que hicieran un mayor esfuerzo y ofrecieran un servicio extraordinario, que hiciera que los clientes permanentemente escogieran para sus vuelos a People Express.

Ejemplos Los siguientes son otros ejemplos de visiones fuertes y bien definidas que impulsan y desafían a cada uno de los miembros de la organización en la búsqueda de las metas que son elevadas en finalidad, pero que son prácticas y alcanzables.

- El presidente de sistema de las Aerolíneas Escandinavas (SAS), Jan Carlzon, visualiza un mercado en el cual el cliente siempre está satisfecho, que haya reducción de costos hasta el máximo en las oficinas directivas, pero que se gaste más dinero en servicios y que las utilidades fluyan continuamente como sucede con el agua fresca que viene de un arroyo de las montañas.

- La visión del cofundador de Apples Computer, Steve Jobs, consiste en aportarle tecnología a las personas que no tienen una preparación técnica y lo que distingue a Apples de las demás compañías de computadores que hay en el mercado que sueñan en convertirse en competidoras de IBM.

- En su calidad de estudioso de la economía y graduado de la Universidad de Yale, Fred Smith, diseñó una visión de un servicio postal por vía aérea libre de problemas. Smith pudo llevar a cabo su visión conformando Federal Express, que es líder de una industria que maneja tres mil millones de dólares.

(*)El artículo fue tomado del libro Reinventando la Corporación de John Naisbitt y Patricia Aburdene. El próximo 12 de junio Naisbitt estará en Colombia.