Archivo

ESPAÑA DEJA DE LEER

Los españoles dedican cada vez más su tiempo libre a ver la televisión que a charlar con los amigos.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El tiempo que los españoles pasan ante el televisor, como ocupación exclusiva y principal, ha aumentado tanto en los últimos años que ha convertido a España en el país de la Unión Europea (UE) en el que más se ve la pantalla chica, con un promedio de 221 minutos al día por persona.

Esta actividad va en detrimento de la lectura, lo que hace que España, junto a Portugal, ocupe el último lugar de la UE en lectores de periódicos, sin lograr traspasar el umbral del desarrollo que la UNESCO fija en cien ejemplares por cada mil habitantes.

Los españoles son también los europeos que más gastan en restaurantes, cafeterías y hoteles, y los que menos dinero emplean en comprar libros, diarios y revistas.

Así, entre 1990 y 1991, el español medio se gastó diez veces más en tomar copas, viajar o comer fuera de casa que en comprarse libros y prensa.

El cine es otra de las actividades culturales que cada día atrae menos a los españoles, pues la cuota de asistencia ha descendido en un 53 por ciento en sólo doce años (de 1980 a 1992) pasando de 176 millones a 83 millones.