Archivo

ECONOMÍA, CONTADURÍA Y ABOGACÍA

Otra vez los profesores huelguísticos del sector oficial le están poniendo tiza al Gobierno. Cerraron las aulas y se lanzaron a la calle a gritar como chinos en recreo. Todo porque eso de bonificación por concurso les valió un cero a la izquierda. Pero, no se dan cuenta, profes, de que ese tiempo perdido no lo recuperan jamás sus educandos? Y que los padres hacen maromas para pagar la larga lista de útiles, uniformes, transporte, zapatos, lonchera, regalo para el profesor, etc.? Y que los muchachitos, como los papás están por este tiempo trabajando, cogen la calle y hasta pueden coger también malas costumbres? La única vía es el paro?

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Esta semana me detuve frente a un parque donde jugaba un grupo de alumnos sin clase. Había una parejita tomada de la mano. No pasaban de los 12 años. El chino fumando, Dios quiera que haya sido cigarrillo; ella se chupaba una paleta y de vez en cuando le daba su chupadita al chino. Mejor dicho, le ofrecía paleta.

Los demás corrían, se lanzaban balón, jugaban banquitas. Entonces, por la mente de este notígrafo pasaban imágenes. Qué será del porvenir de estos muchachos en esta Colombia de paros y reparos? Había uno que, como dicen ellos, tocaba bonito el balón. Va a ser futbolista, pensé. Pero recordé las selecciones de Colombia: los sub 17, que resultaron troncos prematuros, evoqué a Andrés Escobar. Y... que no sea futbolista.

Ví a un muchacho que le daba golpes a otro en el hombro. Va a ser boxeador. Pero, Jimmy García? No, que no sea boxeador. Había otro que jugaba con un palo. En segundos capturó a un amigo suyo que le había rapado algo. Este va a ser policía. Pero, hoy más que nunca, los agentes son blanco de la delincuencia. Además viven enfermos del estómago, porque los mantienen amenazados con purgas. Que no sea policía.

Y al hablar de enfermos, pensé que ahí habría también futuros médicos y enfermeras. Pero, los médicos también están en la olla. Les pagan poco y hacen huelga. A las enfermeras injustamente les temen, como si siempre llevaran la jeringa lista y envenenada. Que no sean médicos ni enfermeras. Otro niño corría planeando. Va a ser piloto, dije. Pero (el pero) ya, sospechosamente, se metieron con ellos. Que no hablan buen inglés, seguro porque no dicen. I love USA. Colombian, captain to arrive... . Cosas así. Que no sea piloto.

En una esquina del parque otros jugaban golosa. Números, gloria, infierno. Ahí estaba. Las carreras son: economía, contaduría y abogacía. El sector económico es poderoso y confuso. Cada vez el Estado enreda más los papeleos y el contribuyente no entiende. Y gente para defender sobra. Tres carreras por seguir. Pero los profes no dan clases. Entonces, ya paren el paro.