Archivo

POLICÍA RESCATÓ NIÑA SECUESTRADA :

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Buenaventura La sorpresa que se llevó Arturo Riascos cuando leyó la nota en la que desconocidos le exigían 60 millones de pesos por la liberación de su hija de 10 años secuestrada momentos antes, solo fue comparable a la emoción que sintió 14 horas después al conocer que la niña había escapado gracias a una operación de la Policía.

Sandra Lucía Riascos fue secuestrada el pasado jueves a la 1:00 de la tarde en su residencia de la cuarta etapa de la Ciudadela Colpuertos, a la altura del kilómetro 10 de la avenida Simón Bolívar, en el puerto de Buenaventura.

Hasta este sitio llegaron siete hombres, quienes se hicieron pasar por trabajadores de la Secretaría de Obras Públicas del puerto, e inmovilizaron al vigilante del lugar. Posteriormente, entraron en la casa y amordazaron a la madre de la niña y a la empleada del servicio, para luego proceder a llevarse a Sandra en un taxi de servicio público.

Cuando el padre de la niña, un ex sindicalista de la privatizada empresa de Puertos de Colombia, regresó a la casa encontró una nota escrita a máquina en la que le exigían el rescate. Minutos antes el vigilante había logrado zafarse la mordaza para dar aviso a las autoridades.

La liberación se produjo a las 4:00 de la mañana de ayer debido a la presión ejercida por los retenes instalados en diferentes puntos de la ciudad. De acuerdo con el reporte policial, en el puesto de control montado en el barrio Triunfo fue detenido un taxi sospechoso de color amarillo.

De este vehículo se bajó, corriendo, Eulises Payán, quien fue alcanzado por los miembros del recién creado Distrito Especial de Policía de Buenaventura. También fueron retenidas otras tres personas identificadas como Luciano Sinisterra Segura, de 27 años; Reinaldo Londoño, de 23 años, y Clímaco Cruz, de 18 años.

Además, se inmovilizaron los taxis de placas VFK-247 y TCK-313, por su presunta utilización en el hecho.

Esta situación fue aprovechada por la niña para escapar y regresar por sus propios medios a su casa. Las lágrimas se me salían al verla de nuevo , relató Arturo Riascos.

El padre de la niña también informó que Luciano Sinisterra se había desempeñado como escolta suyo cuando él era sindicalista de Puertos de Colombia. A este hombre, según la Policía, se le decomisó una pistola semiautomática de calibre 7,65, un revólver calibre 38 corto y una escopeta.

Otros detenidos por su supuesta complicidad en el plagio son Fredy Anchico, de 18 años, y César Hurtado, de 29 años, informó el Distrito de Policía.