Archivo

PROPUESTA DE PAZ, UN SALPICÓN DE ESFUERZOS

El Partido Conservador le encontró varios peros a la propuesta de paz anunciada por el presidente Samper esta semana en Bucaramanga.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En un comunicado difundido ayer, las directivas de la colectividad dijeron que no ven condiciones reales para encontrar la paz, ni una estrategia global para alcanzarla, ni una disposición de negociación por parte de la guerrilla y que, por el contrario, la situación de orden público es cada vez peor.

En diálogo telefónico con EL TIEMPO, el presidente del Directorio Conservador, Jaime Arias Ramírez, dijo que lo que hay es un salpicón de esfuerzos y un afán por mostrarle algo en materia de paz a la gente .

Las directivas del conservatismo enviaron una carta al comisionado de paz, Carlos Holmes Trujillo, en la que reconocen los esfuerzos del gobierno por adelantar diálogos que conduzcan a solucionar el conflicto armado en el país.

Sin embargo, advierten que las acciones propuestas por el comisionado para dialogar con los grupos guerrilleros no indican que tales propósitos tengan un buen final.

Preso político? Critican por ejemplo el hecho de que, ante la renuencia demostrada por la guerrilla, el comisionado de haya tenido que acudir a la cárcel a conversar con un dirigente subversivo que hasta hace pocos días era descalificado por el propio gobierno.

Ahora al señor Galán se le reconoce como un interlocutor de paz y es un preso político y, ojo, eso es sumamente grave , indicó Arias a EL TIEMPO.

Agregó que los alzados en armas no han dado muestras de querer negociar con el gobierno y que el presidente Samper tiene que decirle la verdad al país: que mientras la guerrilla controle 200 municipios y goce de una excelente situación económica, no tiene nada que negociar .

Frente a la propuesta de negociar la humanización del conflicto, Arias indicó que eso era estar en nada , pues lo único que demostraba era que no existía un interlocutor válido, y si no lo hay pues las cosas van a seguir como están .

Añadió, en cambio, que la idea de adelantar los primeros contactos en La Uribe con las Farc es algo más concreto porque indica que puede haber conversaciones, pero no negociaciones .

El partido Conservador dijo que está dispuesto a contribuir con el proceso de paz pero sobre bases reales, y que por el momento mantendrá una actitud escéptica frente a la iniciativa gubernamental.

No debe entenderse esta actitud como un obstáculo de nuestra parte al plan de paz del gobierno sino como una exhortación hacia un planteamiento más acorde con la realidad del orden público , concluye la misiva.