Archivo

GUERRILLA PARTICIPARÍA EN REFORMA POLÍTICA

El presidente Ernesto Samper lanzó anoche las primeras propuestas a la guerrilla en caso de que se inicien las conversaciones formales en búsqueda de la paz.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En diálogo con el periodista Yamit Amad, director de CM&, Samper dijo anoche que un posible acuerdo inicial puede conducir a la incorporación inmediata de un vocero de la guerrilla en la comisión que estudia la reforma de los partidos políticos. Esta comisión debe presentar una propuesta dentro de dos meses.

Y anunció además que la comisión podría autorizar al Gobierno para que disponga de autonomía con el fin de reservar curules en Senado o en Cámara a los grupos guerrilleros que se desmovilicen como producto de un proceso de paz.

Esta misma facultad la otorgó la Asamblea Constituyente al gobierno de César Gaviria y fue así como se incorporaron al Congreso los miembros de la Corriente de Renovación Socialista.

Estas ofertas del Presidente tienen que ver con el resultado de las primeras conversaciones, es decir, con un compromiso expreso de la guerrilla de garantizar un proceso que efectivamente conduzca a la paz.

De todas maneras, de acuerdo con fuentes cercanas a la guerrilla, es probable que los grupos insurgentes aprovechen la negociación para pedir una reforma integral a la Constitución. Es decir, que de la misma manera como el M-19, el Epl, el Quintín Lame y el Prt, grupos guerrilleros desmovilizados entre 1990 y 1991, tuvieron como escenario principal de su quehacer político la Asamblea Constituyente, las guerrillas de las Farc y el Eln podrían participar en una reforma a la Carta y sellar así su incorporación a la vida civil.

De todas maneras, analistas de los procesos de paz consultados anoche consideraron exagerado el que el Presidente, aún antes de iniciarse las conversaciones formales, ya esté hablando de concesiones y favorabilidad política específica. Entre tanto, advirtieron, los grupos guerrilleros no han dado muestra alguna de querer suspender secuestros, cesar extorsiones o dejar de atentar contra la fuerza pública y contra la población civil.

Samper dijo también que el eje de las conversaciones con los grupos guerrilleros lo constituye la humanización del conflicto armado. Y en eso fue perentorio: habló de la necesidad de suspender de inmediato las minas quiebrapatas, que han dejado mutilados a niños, campesinos y soldados.

Samper señaló además que los guerrilleros actualmente presos conocidos con los alias de Francisco Galán, Felipe Torres y Francisco Caraballo, seguirán siendo procesados judicialmente. No se les dará el tratamiento de presos políticos ni de negociadores, sino de interlocutores.

El mandatario dijo también que habrá una fuerte ofensiva contra los grupos paramilitares. Las fuerzas militares los seguirán combatiendo con esfuerzo, agregó Samper en la entrevista televisada.

Entre tanto, voceros de las fuerzas militares dijeron que la desmilitarización del área rural de La Uribe será un hecho tan pronto el Gobierno y la guerrilla logren un acuerdo sobre el sitio específico en que se llevará a cabo el primer encuentro.

Todo parece indicar que a ese primer encuentro con las Farc asistiría el máximo dirigente de ese movimiento, Manuel Marulanda Tirofijo .

De la misma manera, asistirían los demás miembros del secretariado general que se encuentran dispersos en varias regiones del país.

En ese primer encuentro se definiría la agenda y el lugar de las conversaciones que, de acuerdo con fuentes oficiales, serán fuera del país.