Archivo

ESPECTACULAR CACERÍA A TANQUE DE GUERRA EN E.U.

Un plomero desempleado se robó un tanque de 63 toneladas del ejército y atravesó varios vecindarios, derribó postes de alumbrado, hidrantes de incendio y aplastó filas de automóviles estacionados antes de trabar al vehículo en el muro divisor de una carretera.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En una escena similar a una secuencia de una película de acción de Hollywood, el tanque M-60 se abrió camino aplastando todo lo que encontraba por delante en un apacible vecindario de la ciudad de San Diego en California.

La policía mató a tiros al conductor del tanque, un plomero de 34 años, cuando éste trataba de liberar al formidable vehículo, afortunadamente, no hubo que lamentar heridos tras producirse el robo del tanque de la armería de la Guardia Nacional.

Las armas del tanque, un cañón de 105 mm., un cañón antiaéreo de 12,7 mm. y una ametralladora de 7,62 mm., no estaban cargadas.

El sujeto estaba enloquecido , dijo un testigo, Kelly Bird, agregando que vio como el tanque aplastaba a por lo menos 40 automóviles durante los 30 minutos que duró la locura del conductor del tanque.

El hombre que manejaba el tanque había prestado servicios en el ejército. La policía dijo que se le disparó porque se temía que llevara al tanque al centro de la carretera, con grave peligro para el tráfico vehicular.

Había hecho correctamente los cambios apropiados y se disponía a hacer girar al tanque para desatascarlo del muro , dijo el capitán de policía Tom Hall. Sabía bien lo que estaba haciendo. Las autoridades no saben cómo logró robar el tanque modelo M-60 de la armería, donde había 10 unidades similares estacionadas.

Los vecinos del plomero relataron que la vida de Nelson se había venido deteriorando recientemente, hacía poco se había divorciado y se emborrachaba actuando de forma extraña. Su casa en San Diego estaba a punto de ser embargada por acreedores hipotecarios, y se le habían cortado los suministros de agua, gas y electricidad.