Archivo

CHOCONTÁ, SE DA PANTALLA

A pesar de que Choncontá tiene conectado a Colombia con el mundo a través de La Estación Terrestre para Comunicaciones de Telecom, un grupo de ballet conformado por bailarines de esa localidad, Facatativá y Bojacá tuvo que irse hasta Europa para que se supiera de la existencia de los tres municipios.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Es más, después de su presentación y de haber ocupado la tercera posición en el mundo, los integrantes del grupo regresaron a Colombia sin que nadie se diera cuenta de su éxito.

A su regreso de España, donde participaron en el VI Festival Mundial de Danzas Folklóricas, Palma de Mallorca 95, nadie los esperaba en el aeropuerto, pues no hubo forma de comunicarle a la gente de su llegada. Unicamente cuando arribaron a Bojacá pudieron compartir la alegría de su privilegiado galardón.

El premio se logró con el esfuerzo de todo el pueblo. Los pasajes y los gastos fueron pagados con plata que se recolectó en verbenas, bazares, bingos, rifas y bailes.

Sin embargo, algunos jóvenes del grupo debieron tocar de puerta en puerta para pedir una colaboración que les permitiera completar la plata del pasaje, porque los esfuerzos del pueblo y la administración municipal no alcanzaron. Inclusive, algunos de sus miembros tuvieron que quedarse porque sus escasos recursos no los dejaron hacer parte del sueño de codearse con grupos de danzas que, como el de Inglaterra, tienen más de cien años de tradición.

Cuando entrábamos a esos enormes recintos llenos de luz y color, donde grupos, vestidos con trajes que superaban el millón de pesos, se contoneaban como dueños del asunto, el corazón se nos arrugaba porque no creíamos que vestidos como íbamos, pudiéramos siquiera despertar un aplauso , cuenta Daniel Márquez, director del grupo de danza y música de Chocontá.

El Ballet que participó en el certamen se fue con un vestuario que no superaba los doscientos mil pesos, entre todo el grupo. Eran prendas viejas y rotas, es decir, la misma que usan para quehaceres en Colombia.

Nosotros éramos 18 personas, mientras que los demás grupos estaban conformados hasta por 80 ó 90 integrantes , dice Jaime Zabala, director del ballet.

Fama y pobreza Y es que en Chocontá se le presta especial atención al arte. Actualmente se está restaurando la casa de la cultura, donde alguna noche pernoctó el general Simón Bolívar, que sirve de sede a la Biblioteca Pública Rafael Bernal Medina y de centro de ensayos a la Escuela de Música y Danza, dirigida por Daniel Márquez.

Igualmente, la Licorera de Cundinamarca restauró La Casona un finca que data de la Colonia, ubicada a 2 kilómetros del pueblo, y que se constituye en una verdadera muestra de arte.

Dentro de las manifestaciones culturales tradicionales que aún se conservan están los telares rústicos. Todavía hay unas pocas personas que se dedican a esta labor logrando bellezas en lana virgen.

Lastimosamente en Chocontá se perdió la tradición de las sillas chocontanas, famosas en el mundo por su calidad. Se trata de sillas en cuero para montar a caballo, que hasta Jorge Isaacs destaca en su María .

En torno a las festividades modernas, Chocontá tiene su reina de la papa. Cada año en la primera semana de noviembre se realiza la Feria, fiesta, exposición agropecuaria, artesanal y reinado en este lugar, que pese a su clima frío y algo lluvioso recibe a los turistas con especial calor.

Pese a que durante el certamen conoció donde queda Chocontá el municipio no se escapa a los problemas que la mayoría de las poblaciones de Cundinamarca tienen: la falta de agua.

Desde enero se vienen presentado fugas en la red que fue construida hace solo 10 años. De todas formas, este acueducto fue construido para abastecer unas 1.300 familias del sector rural, pero el agua la requieren 7.500.

En cuanto a la energía, aunque se presentan racionamientos diarios, se cubre un 80 por ciento del total de la población que, según el último censo es de 13.600 personas. Aunque el Alcalde estima que son unos 19.000 habitantes.

Por el lado de la salud Chocontá no está enfermo, ya que cuenta con el Hospital San Martín de Porres cuyo cubrimiento alcanza además la población de los municipios Villapinzón, Machetá, Manta y Tibirita. Además, atiende diariamente pacientes de Sesquilé, Suesca, Nuevo Colón, Ventaquemada, Turmequé, Lenguazaque y el departamento de Boyacá.

Chocontá cuenta además con dos organizaciones cívicas que apoyan a la comunidad. Uno de ellos es la de las Damas Voluntarias, que desde hace 18 años trabaja en función de los ancianos, los niños y los presos.

La segunda, es el grupo Amigos de Chocontá, que ayuda a los campesinos de la región para evitar que éstos se vayan para la ciudad y abandonen las tierras.

Ahora, los chocontanos no solo se preparan para mejorar sus tierras y plantaciones, sino para los bazares, fiestas y rifas que deben hacer con el fin de patrocinar un nuevo viaje del Ballet de Facatativá, Bojacá y Chocontá, que por derecho propio tiene un puesto asegurado en Palma de Mallorca.

Este municipio de Cundinamarca, donde alguna vez pasó la noche El Libertador, se destaca por su apoyo a la cultura y el civismo de sus gentes.