Archivo

MINTRANSPORTE DICE DEBER 11.313 PLACAS

La pelea entre el Ministerio de Transporte y la Secretaría de Tránsito y Transporte de Bogotá (STT), por las placas reflectivas que hacen falta, parece no tener freno.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Ayer, el Ministerio anunció que contrató a la firma NSP con el fin de que elabore 10.800 pares de placas que se entregarán exclusivamente a la Secretaría de Tránsito.

El director de Transporte y Tránsito Terrestre del Ministerio, Rubén Darío Naranjo, dijo que no es cierto que se le deban 30.000 pares a la capital, como lo afirma la Secretaría.

Dijo que solo son 11.313, de las cuales 7.000 corresponden a vehículos matriculados en organismos de tránsito de otras ciudades y que solicitaron traslado de cuenta a la capital del país, y 4.313 restantes de vehículos con registro inicial en Bogotá.

Sin embargo, según informaciones dadas recientemente por la Secretaría de Tránsito, el Ministerio le debe 17.000 pares de placas y no 30.000 como afirma el boletín enviado por el Ministerio.

Naranjo explicó que las 10.800 placas se elaborarán teniendo como base los listados enviados el pasado 10 de abril por el Jefe de la sección de Vehículos de la Oficina de Alamos de la STT, Roberto Moscoso Alvarado.

Con relación a las afirmaciones de la Secretaría de Tránsito sobre el déficit presupuestal que afronta ese organismo para elaborar las placas, Naranjo señaló que al Ministerio no le corresponde asignar los recursos para ese fin.

Tras recordar que el Ministerio delegó en los organismos de tránsito la funciones de adquirir, elaborar, expedir y controlar especies venales, afirmó que la Secretaría debió incluir en el presupuesto del 95 los dineros para fabricar esas placas.

De otra parte, el Ministerio informó que ya reglamentó el procedimiento para que los organismos de tránsito del país destruyan las placas inservibles que tengan.

Para ello, deben seguir los siguientes pasos: elaborar un listado de placas inservibles, verificar la existencia física de las placas, elaborar el acta de inservibilidad, previa autorización de la baja por el Director de Tránsito y Transporte Terrestre Automotor.