Archivo

ALERTA EN CALI POR LAS MAQUINITAS

Las autoridades de Cali fueron alertadas del peligro que encierra para los jóvenes la proliferación, sin ningún control, de casinos y salones de maquinitas donde los muchachos entran sin que nadie se los impida.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La voz de alerta fue dada por el concejal Adolfo Arbeláez Duque, quien dijo que la situación se puede agravar con el adelanto de las vacaciones escolares por el paro de maestros oficiales.

Según el concejal, la proliferación de juegos electrónicos, maquinitas tragamonedas y juegos de azar en la ciudad se salió del control de las autoridades y quedó en manos de los administradores de estos establecimientos que permiten el ingreso de menores de edad, la venta de licor y sustancias alucinógenas.

La mayoría de estos juegos, dice Arbeláez, están ubicados en establecimientos comerciales prohibidos por el Decreto 1730 de 1993 y por el Código Departamental de Policía, pues los instalan en tiendas, panaderías, droguerías y centros de gran afluencia de público y ello figura como zona de veto por el numeral noveno del artículo 5 del Decreto.

Además continuó estos sitios no cumplen con lo establecido por el artículo 208 del código policivo que prohíbe el ingreso de menores de 18 años, ni respetan el horario fijado de una de la tarde a nueve de la noche. Y mucho menos se atemperan al artículo 213 que ordena no ubicarlos en lugares que queden a la vista pública ni en contacto directo con las plazas, calles y demás vías públicas, ni a menos de 500 metros de los centros educativos.