Archivo

AHORA NOSOTROS

Señor Director: Leyendo la traducción efectuada por EL TIEMPO del diario The Miami Herald, aparecida el 14 de mayo, como piloto de Avianca quiero hacer algunas aclaraciones que tal vez ayuden a entender a sus lectores varias aseveraciones del mencionado artículo.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Si bien no todos los pilotos colombianos tenemos el inglés como lengua materna (los hay, pues nacieron en Estados Unidos o se educaron allí desde pequeños), hay otros que hemos tomado cursos durante varios meses, en centros de diferentes ciudades norteamericanas, o los menos afortunados, en centros de aprendizaje aquí en Colombia. Para entrar a Avianca se requiere un test efectuado por el Centro Colombo Americano con un promedio mínimo, el cual permite al aspirante hablar y entender con facilidad (fluidez) el idioma inglés. Esta fluidez continuamente va mejorando a medida que se intensifican sus vuelos internacionales.

Dice el artículo: en muchas ocasiones, los controladores aéreos de los aeropuertos estadounidenses deben repetir las instrucciones dos y tres veces... Me pregunto, cuántos cientos, quizás miles de veces he solicitado durante mi carrera (31 años), repetir una autorización de algún controlador de habla castellana? No sufro de sordera ni de retardos.

Existen muchos factores para hacer repetir una autorización: problemas de dicción, transmisiones o recepciones de pobre calidad, ruidosas, con pitos agudos, con estática debida al mal tiempo, interferencia en la frecuencia por otras aeronaves, etc.

Existen en el Manual Norteamericano de Control de Tráfico Aéreo (Air Traffic Control, páginas US-59 y US-62), dos palabras que tomadas literalmente vienen al caso: Say again: usually specifies transmission or portion thereof not understood or received) (usualmente especifica transmisión o parte de ella no entendida o recibida) Speak slower: used in verbal communication as a request to reduce speech rate .

(usada en comunicación verbal como una solicitud para hablar más despacio). Sin estas dos palabras, ningún piloto, aun siendo norteamericano, podría mandar a repetir una autorización porque estaría cometiendo un grave error, como se publica en el Herald. Dicho manual de tráfico las acredita como parte del Glosario-Piloto-Controlador para ser usadas como correcta fraseología aérea. (Página US-44 del mismo manual).

Y comentando sobre el vuelo 500 de Aces, el controlador de Miami evitó un desastre por cuatro millas... ahora llega a mi mente... mes de septiembre 1994... vuelo 021 KennedyEldorado, avión Jumbo 747, hora 9 a.m., autorización de Control Nueva York... mantener nivel 370 (37.000 pies) por la aerovía A54. Medio día, rumbo sur... posición aproximada sobre el Océano Atlántico, latitud 28 norte, longitud 71 oeste, distancia aproximada de Bermudas 420 millas náuticas... vuelo en calma; en las cabinas de pasajeros proyección de cine, en la cabina de pilotos operación de rutina para un vuelo por instrumentos cuando... traffic, traffic, es la voz de alarma de nuestro TCAS II (sistema para evitar colisiones)... la pantalla se pone amarilla, en 40 segundos estaremos colisionando con otro avión... miramos al horizonte, no vemos nada... Descent, descent, nuevamente la alarma... la pantalla se pone roja, nos indica descender mínimo a 2.500 pies por minuto... tenemos 20 segundos para evitar estrellarnos, estaremos a media milla, desconecto el piloto automático y sigo las indicaciones de nuestro TCAS II... de este a oeste pasa por encima de nosotros una mancha plateada... nuestra pantalla se torna amarilla... luego todo vuelve a ser normal, reasumimos nuestro nivel asignado por Nueva York (370) y con voz aún temblorosa hacemos el reclamo al Control... pasan diez minutos, volvemos a insistir en nuestro reclamo... sentimos mucho, era un avión de la marina norteamericana, we are very sorry fue su única contestación. Habíamos fallado en nuestro inglés? Ahora nosotros, los pilotos colombianos, somos los malos de esa película que se está rodando, sobre flores y narcotráfico, banano y narcocasetes, café y dólares falsos, titulada America, The Perfect.

*Piloto de Avianca