Archivo

COSERVICIOS: EL DESPELOTE

La evaluación que la Procuraduría Provincial de Sogamoso hizo de diferentes aspectos de la administración y operaciones de la Compañía de Servicios Publicos de la ciudad, Coservicios, dejó mérito para formular pliego de cargos contra varios de sus funcionarios.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El informe elaborado por los abogados desplazados para conocer la marcha de la empresa, a raíz de varias quejas elevadas ante el procurador José Campo Rangel, da cuenta de notorias irregularidades.

En primer lugar se destaca que, a pesar de existir en la compañía un manual de funciones en cuanto a organización y procedimientos, que reposa en la sección de personal, los empleados desconocen cuáles son sus responsabilidades en sus respectivos cargos.

Al archivo de Coservicios todo el mundo tiene acceso y nadie responde de su manejo. Las hojas de vida de los empleados nadie las custodia. Ocurre lo mismo con los vehículos de la empresa, los que son utilizados indiscriminadamente.

Se estableció que en las áreas operativas de la empresa labora poco personal, contrastando con el número existente en la parte administrativa, que para los visitadores de la Procuraduría resulta excesivo.

Auditoría y acueducto La auditoría interna, que tiene el doble carácter de asesorar y ayudar administrativamente y de realizar un control preventivo, en Coservicios este funcionario no tiene la suficiente independencia para llevar a cabo sus labores, lo que le impide presentar informes y juicios libres e imparciales. El control interno no está establecido formalmente dentro de la organización de la empresa, como tampoco existe una adecuada verificación de los procesos relacionados con el manejo de los recursos, bienes y sistemas de información de la compañía, fallando, por consiguiente, la formulación de correctivos.

La visita de los funcionarios de la Procuraduría estableció que algunas comunidades no reciben agua potable, como el caso de las atendidas por el acueducto que viene del río Tejar, cuyas aguas están contaminadas. Para disminuir el grado de contaminación bacterial que presentan se desinfectan con hipoclorito de calcio. Los habitantes de Venecia y Vanegas, sectores situados al sur de la ciudad, tampoco reciben agua potable.

El agua que se capta en los tanques del cerro de Chacón y es tratatada en la planta existente en el mismo lugar es de excelente calidad, pero solo es suficiente para atender la demanda de los próximos cinco años.

Los tanques de tratamiento del agua tienen apreciables escapes, amenazando con erosionar los terrenos donde están construídos. Situación similar se advirtió en el tanque de almacenamiento de 2.000 metros cúbicos, que presenta fugas en la base y fisuras en sus paredes.

El informe del procurador José Campo Rangel no se limita a denunciar las anomalías detectadas sino en formular las recomendaciones pertinentes para que el actual gerente, que apenas lleva tres meses en el cargo, el ingeniero Jorge Caro Bello, adopte los correctivos de rigor.

Sobre los pliegos de cargo a los responsables de las irregularidades advertidas en la marcha de Coservicios, se dijo que éstos se darán a conocer una vez se hagan las notificaciones pertinentes.