Archivo

GUINEOS PIDIÓ UNA MEJOR PARTICIPACIÓN

Los bananeros del Magdalena pidieron al Estado una presencia activa como orientador de la agroindustria bananera, con la participación de todo el sector y no de una región o unas pocas compañías.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

También propusieron un marco reglamentario que mantenga abierto a la competencia el mercado interno de banano de exportación, en condiciones de equidad para todos los que intervienen en él, colombianos o extranjeros, nuevos o antiguos.

Así mismo pidieron una justa participación de los agricultores en el precio de venta de su fruta, dentro de un régimen contractual que significa una salvaguardia de sus derechos.

Los productores reiteraron también la solicitud de que les asignen directamente las cuotas europeas a los agricultores, según el registro histórico de las fincas que en el momento de la respectiva distribución se encuentren a nombre de cada cultivador.

Estas propuestas fueron planteadas por la Asociación de Productores de Banano de la Zona Bananera del Magdalena (Guineos).

En ese sentido, el presidente de la junta directiva del gremio, Rafael Pérez Dávila, envió una carta a los ministros de Agricultura, Antonio Hernández Gamarra, y de Comercio Exterior, Daniel Mazuera Gómez.

Al pronunciarse sobre la difícil situación que afronta la actividad, el directivo gremial señala que al asignarles las cuotas europeas a las comercializadoras, tomando como bases registros de exportación de años anteriores, se está cerrando la entrada al mercado colombiano de nuevos operadores hasta el 2003, cuando finaliza el Acuerdo Marco.

Este acuerdo fue firmado por Colombia y Costa Rica con la Unión Europea (UE).

A ambas naciones, la UE les entregó cuotas de exportación (24 y 23 por ciento, respectivamente) sobre 2,5 millones de toneladas de fruta latinoamericana, que es el volumen que importará a su mercado ese bloque de 15 países.

Pocos operadores Según Pérez, al cerrarse la entrada a nuevos operadores se reafirmaría con ello el carácter oligopsónico (pocos compradores y muchos vendedores) de ese mercado .

Esto, agrega Pérez, iría no sólo en perjuicio de posibles nuevas empresas exportadoras, sino en gravísimo detrimento de los agricultores, cuya indefensión, tantas veces denunciada, se agravaría al restringir el Gobierno las opciones de venta de la fruta .

El dirigente de Guineos dice que esa distribución daría al traste con el proceso de concertación entre comercializadoras y cultivadores, planteado por el Ministro de Agricultura.

Esta situación sucedería porque, aseguradas la cuota europea y la exclusividad del mercado durante los próximos ocho años, las comercializadoras carecerían de incentivo para sentarse a concertar precios y contratos con sus productores, quienes quedarían desprovistos de poder de negociación.

Por otra parte, elimina tal distribución la cuota asignada en el primero y el segundo trimestres de 1995 a nuestra Asociación, en lugar de aumentarla, como corresponde al incremento de nuestros afiliados, que llegan a 700 y cultivan más de 5.000 hectáreas, o sea, el 12 por ciento del total nacional , dice el dirigente de Guineos.

Por esta situación es que el gremio solicita la asignación directa de las cuotas a los agricultores.

No obstante, Pérez señala que las circunstancias mundiales difíciles impiden posturas irrevocables y aconsejan una gran flexibilidad para proteger todo el comercio exterior del país.

Guineos, en consecuencia, ofreció su colaboración al Gobierno y lo apoya en su propósito de conseguir fórmulas que enriquezcan el debate bananero.