Archivo

QUINCE AÑOS DE SENDERO LUMINOSO

En medio de un ambiente calmado y sin incidentes violentos, Perú recordó ayer el décimo quinto aniversario del inicio de las acciones subversivas y terroristas de la agrupación maoísta Sendero Luminoso, que si bien llegó a desestabilizar y poner en riesgo la gobernabilidad y viabilidad del país, hoy agoniza.

18 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Desde 1981 cada 7 de mayo era recordado por Sendero con bombas, atentados, asesinatos y apagones, pero con la captura del líder de la agrupación Abimael Guzmán, el 12 de septiembre de 1992, todo cambió.

Desde la captura del Presidente Gonzalo , como se conocía a Guzmán, la organización fue debilitándose hasta el punto de quedar al borde de su desaparición.

Actualmente existen algunos focos senderistas en 15 de los 24 departamentos del Perú, que atacan en contadas ocasiones a las fuerzas de seguridad dirigiendo la mayoría de sus acciones contra la población civil.

Para el analista Raúl Gonzáles, Sendero ha dejado de ser un problema político y se ha convertido en un problema policial-militar porque desde la captura de Guzmán, no han podido forjar una nueva dirección. Los han reemplazado anota pero no han podido constituir un grupo dirigente político militar capaz de liderar la aventura insurreccional .