Archivo

VENDER MÁS PIEZAS NO AUMENTARÁ EL EMPLEO

Un mayor acceso al mercado japonés de repuestos para autos beneficiaría a algunos de los mayores fabricantes de repuestos de Estados Unidos, pero, sorprendentemente, crearía muy pocos empleos en EE.UU., dicen expertos y proveedores de piezas.

18 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Un objetivo clave de la imposición de sanciones comerciales a la importación de autos de lujo japoneses es abrir por la fuerza el mercado japonés de piezas de repuesto. Pero los expertos de la industria sugieren que probablemente algunos de los competidores más avezados del mercado mundial de piezas para autos, que factura unos US$500.000 millones anuales, abastezcan al mercado japonés desde China o el Sudeste Asiático.

Este es un problema que deseamos que no existiera , dijo un portavoz de la filial automotriz de ITT Corp., cuyos ingresos anuales ascienden a US$5.000 millones. ITT Automotive comenzó a expandirse enérgicamente en Asia y Europa hace algún tiempo y ya tiene en marcha una intensa actividad comercial con los fabricantes automotrices de Japón, EE.UU. y Europa.

Aunque las exportaciones de repuestos para autos de EE.UU. a Japón, que casi no existían hace una década, aumentaron rápidamente hasta alcanzar US$1.500 millones en 1994, sólo representaron el 1,4% del mercado japonés, que factura US$106.600 millones al año, según Mickey Kantor, representante comercial de EE.UU. Mientras tanto, el año pasado EE.UU. importó US$14.300 millones en repuestos, un aumento del 16% respecto a 1993 y una porción equivalente al 12% del mercado estadounidense de piezas automotrices, que mueve US$122.000 millones anuales.

No obstante, incluso si las firmas estadounidenses pudieran vender más en Japón, eso no reduciría necesariamente el déficit comercial, dicen fabricantes de repuestos y consultores de la industria. Por ejemplo, Dana Corp., un importante fabricante de ejes, piñones y chasis para camiones, dijo que lo más probable es que construiría una planta en Japón para abastecer a cualquier nuevo cliente que tuviera en ese país. Hace poco Dana construyó una planta en Tailandia para proveer componentes a una fábrica de Nissan Motor Co. en ese país.

Tenneco Inc., que vende US$2.000 millones por año en silenciadores y piezas para la suspensión a los fabricantes de autos y al mercado de repuestos, ha sido uno de los que más ha defendido la postura de que Washington asuma una posición firme en las negociaciones comerciales con Japón. Somos el líder del mercado en todo el mundo, en todos los países en desarrollo en el mercado de repuestos , dice Dana G. Mead, presidente de Tenneco. Sin embargo, en Japón el año pasado vendimos US$2 millones en piezas: 65.000 amortiguadores .