Archivo

EL HOGAR DE LOS NÓRDICOS EN BOGOTÁ

La vivienda sueca, prefabricada, llegó a Colombia.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los visitantes de Expoconstrucción tendrán la oportunidad de conocer un modelo de casa tradicional con todos sus acabados.

La solución habitacional es producida por la compañía Andina Técnica Comercial (Anditec). Esta entidad busca extender sus trabajos en otra regiones del país.

Las ventas al público estarán abiertas una vez termine la feria.

Los precios varían según los metros cuadrados y el diseño arquitectónico.

Su costo está entre 676 dólares (588.000 pesos) y 871 dólares (757.000 pesos) el metro cuadrado.

El director de proyectos especiales de Anditec, Pierre Billey explicó que estas casas son idénticas a las usadas en Estocolmo.

Pueden ser construidas en 10 días o 2 meses como máximo.

Todos los materiales, eso incluye hasta las puntillas, son importados de Suecia. Eso garantiza un producto de óptimas condiciones para competir en el mercado nacional.

La gente piensa que los prefabricados son materiales desechables o de malos acabados, pero se olvidan que es tipo de vivienda es muy utilizado en los países europeos agregó Billey.

La construcción de cada unidad pasa por un estricto control de calidad y no se deja ningún detalle al azar.

Por ejemplo, las puertas y ventanas tienen cierre de nevera lo que garantiza que no haya entrada de aire y la calefacción pueda funcionar correctamente.

Una de las ventajas son los pilotes de concreto a diferentes alturas. Lo mínimo son 40 centímetros.

Ese sistema permite que el aire circule por debajo de la casa. Además, le otorga una mayor resistencia en caso de movimientos telúricos.

Todos los muros son cubiertos con una tela especial contra el viento que a su vez es recubierta por otra de polipropileno que envuelve toda la edificación.

Eso la convierte en una construcción hermética y protegida contra cambios bruscos de temperatura.

Después, existe una tela con forma de malla que permite la entrada de aire pero que evita la acumulación de la humedad relativa. Esta parte incluye los pisos y los techos.

Como si fuera poco, se le instalan paneles de yeso de 1,5 milímetros que cierran la estructura de los muros.

Luego se colocan los acabados en madera o en el material que el comprador desee.

Por otra parte, la madera se recubre con aditamentos para retardar y evitar la propagación del fuego en caso de incendio.

En las ventanas se colocan dos vidrios, separados por un espacio por donde circula el aire para evitar que se empañen. También, disponen de un seguro que impide que sean abiertas por los niños.

Las instalaciones El diseño estructural pasa por el interior de un tubería de PVC reforzado.

Cada edificación tienen garantía de 25 años, con un mantenimiento cada dos años. Eso depende del piso térmico en el que se construya.

Los primeros 150 unidades serán construidas en las ciudades de Cartagena y Riohacha.

Pinos y piezas El manejo del medio ambiente y la reforestación es una de las características de la forma de vida de los suecos.

Suecia lleva varios siglos a la vanguardia en el tratamiento de las maderas.

Por esa razón, es quizás uno de los países, que a pesar de la crisis mundial en la fabricación de papel se da el lujo de tener bosques abundantes para surtir la demanda de materia prima.

El modelo de trabajo es muy sencillo, en ese país no se tumba un pino sin que haya llegado a la madurez, es decir que supere los 20 años de edad.

Ademas, por cada ejemplar que se utiliza se siembra dos con lo cual los bosques mantienen su producción de madera.

Esa técnica de estudio y trabajo a permitido crear un tipo de pino que produce una madera ideal para utilizar en prefabricados que no se raja ni se abre dentro del proceso de edificación de una vivienda.

Las metas trazadas por Suecia, dentro del ámbito de la construcción, es la exportación de tecnología a naciones como Colombia y Chile donde esperan iniciar una industria maderera con mano de obra local.

El objetivo es aprovechar los recursos para encontrar una forma de salvar los ecosistemas andinos.