Archivo

CANELA

Como las flores blancas de olor agradable de su arbusto y el rico sabor aromático de la canela, se vistió la agrupación femenina Canela para repetir la dosis con su tercer LD.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La sobriedad combinada con salsa y la sonrisa alegre de las chicas han terminado por contaminar a un público expectante por tener y escuchar la producción de Angelo Torres, puertorriqueño de gran trayectoria musical.

Con esta velada, María Fernanda Múnera, directora de la agrupación, parece soltar a sus hijas por el camino decisivo del éxito, pues ya en dos ocasiones anteriores había abierto la brecha como embrujando a su paso.

Esta canela de rico sabor salsero gusta tanto que ya empezó a esparcir su olor en discotecas, discotiendas y en las emisoras locales y del exterior.

Bajo la dirección de Alvaro Cuervo, Repitiendo la dosis es la presentación de la nueva era de Canela.

Un período que constituye a estas once chicas en las más destacadas del momento con temas como Contamíname que hace eco en ritmo de salsa a ese llamado ecológico de Pedro Guerra que popularizaron Ana Belén y Víctor Manuel.

Son intrusas y amantes porque así lo escribió Jorge Herrera y se sienten con derecho a pedir que quieres . Le cantan a Juanchito porque es allí donde está la rumba y exigen que no me mientas más .

Es este tercer trabajo una dosis más del profesionalismo de María Fernanda y el deseo de diez chicas dispuestas a dejar su fragancia canela en cada instante y el sabor irresistible de una salsa que tiene cuerpo de mujer, la de la orquesta Canela.