Archivo

EL CUIDADO DEL CABELLO,MÁS QUE UNA NECESIDAD

Un cabello brillante, voluminoso y sano es la meta de todas las personas que quieren proyectar su imagen. Para la sociedad occidental, la importancia de la estética es vital y en particular el cabello ocupa un lugar en primerísima línea.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

No solo con lavarse frecuentemente el cabello se logra su estado ideal de salud. El logro de su vitalidad depende de los cuidados que se le den; por ello las casas cosméticas siempre están creando productos para mejorar tanto su calidad como su cantidad.

Adriana Arrunátegui, médica dermatóloga, dice acerca del cabello y sus enfermedades: El cabello posee una estructura córnea o de queratina, que varía según las razas y los individuos. Consta de tres segmentos: infundíbulo piloso, istmo y bulbo piloso que es la parte más profunda donde se encuentra la matriz pilosa que da origen al pelo . Dice también que el crecimiento del cabello tiene tres fases.

Fase de crecimiento activo o Anágena, que dura entre tres y siete años en forma continua.

Fase Catágena que es cuando se inicia el desprendimiento del segmento inferior. La duración es de dos semanas.

-Fase Telógena o de reposo que tiene una duración aproximada de cuatro meses, durante los cuales el cabello permanece sin crecer para caerse al final. Cuando llega a este período, se reanuda el ciclo.

Está comprobado que el recorte frecuente, el afeitado, los masajes y el lavado con shampoo no tienen ninguna incidencia sobre el crecimiento del cabello como tampoco los tintes, colorantes y demás sustancias químicas lo disminuyen u ocasionan su caída. Más bien, pueden ser causantes de reacciones alérgicas e irritantes.

Enfermedades Actualmente, la caída del cabello o Alopesia, que es uno de los problemas que más aqueja a la juventud, obedece a factores tales como drogas, postpartos, estados postoperatorios, problemas de estrés emocional, dietas rigurosas, etcétera. En cualquiera de los casos, se debe consultar un especialista que dé una solución acertada al caso.

En los niños, los hongos, los parásitos y la dermatitis seborréica son la causa más frecuente de consulta al dermatólogo pediatra.

El estilista Gustavo Molina dice que el tratamiento a base de colágeno en un cabello reseco o maltratado genera cambios positivos y bastante notorios en corto tiempo.

Sus recomendaciones para el buen cuidado son: usar productos adecuados de acuerdo con el tipo de cabello (normal, seco o grasoso); dar importancia a la calidad de estos productos; no masajear con rinse el cuero cabelludo para que el pelo no se caiga ni se reseque; usar de manera moderada las brillantinas y gel ya que pueden conducir al acné, foliculitis o dermatitis por contacto. Los rulos o las trenzas y el uso de cepillos calientes para estirar el cabello pueden causar el desprendimiento de folículos.

Aunque los medicamentos actuales no son la panacea para erradicar las enfermedades capilares, ellos sí representan el medio de contrarrestarlas. Por eso, enfatizó: un cabello sano es el logro de un sano cuidado .