Archivo

POBRE SALUD DE LOS POBRES

El Ministerio de Salud no ha mostrado desgano, sino voracidad en el manejo de los recursos del régimen subsidiado previsto por la Ley 100.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Pero no es una voracidad que busque ampliar las coberturas en salud o conseguir nuevos recursos del Congreso o del Ministerio de Hacienda, sino el derroche de unos recursos, que fueron destinados por la ley para subsidiar a los más pobres, y se están yendo en aumentos salariales e inversiones de dudosa necesidad y calidad .

Esta crítica la plantea Juan Luis Londoño, ex ministro de Salud, en la segunda de tres notas sobre la crisis del sector salud, que en los últimos días se ha visto atizada por la amenaza de renuncias masivas de médicos en diferentes regiones, por la denuncia sobre carencia de recursos en hospitales, y por críticas sobre el lento avance de la reforma de la seguridad social en salud.