Archivo

SECUESTRO NO ES INDULTABLE

La Corte Constitucional -que ayer declaró exequible la ley aprobatoria del Protocolo II de Ginebra- advirtió que el secuestro, las torturas, las minas quiebrapatas , los homicidios fuera de combate y los asesinatos de personas en estado de indefensión, no pueden ser objeto de amnistías o indultos por parte del Gobierno, ni aún después de que cesen las hostilidades.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Estos actos, a juicio de la corporación, en manera alguna constituyen delitos políticos propios de un indulto sino delitos comunes.

En desarrollo del conflicto, dijo la corporación, están proscritos, los ataques contra los miembros de la población civil; integrantes de los cuerpos sanitarios y religiosos; personal de las fuerzas armadas que haya depuesto las armas y personas puestas fuera de combate por enfermedad, herida, detención o cualquier otra causa.

En opinión de la Corte, la adhesión de Colombia al convenio implica el reconocimiento y acatamiento de una serie de derechos, compromisos y obligaciones no sólo del Estado, sino de la subversión