Archivo

COLOMBIA RECHAZÓ US$ 250 MILLONES

El Gobierno renunció a un crédito por 250 millones de dólares, unos 200.000 millones de pesos, que venía negociando desde hace dos años con el Banco Mundial (BM).

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Estos recursos estaban destinados al Fondo para la Financiación del Sector Agropecuario (Finagro).

A última hora, el Banco Mundial decidió condicionar el crédito, y dijo que Colombia podía disponer de esos recursos siempre y cuando liberara las tasas de interés para el sector Agropecuario.

El Gobierno no aceptó la condición del BM y prefirió desistir de la negociación.

Según el ministro de Agricultura, Antonio Hernández Gamarra, esta condición era inaceptable, pues no se podía permitir que se dispararan la tasas de interés para el sector agropecuario.

El funcionario dijo que a pesar de que se frustró la negociación, el financiamiento para el sector agropecuario no está en peligro.

Hay suficientes recursos en Finagro para financiar el programa. La cartera de la institución ha crecido en 35 por ciento , dijo.

Gamarra aseguró que hoy en día la situación económica de Finagro es diferente a la de hace dos años, cuando se iniciaron las negociaciones con el BM.

El presidente de Finagro, Gabriel Turbay, dijo que para el financiamiento del sector la entidad cuenta con 775.000 millones de pesos, lo que garantiza el normal desarrollo del programa de financiación fijado por el Gobierno.

Según el funcionario, Finagro también cuenta con 134.000 millones de pesos adicionales, representados en bonos de prenda.

La demanda de crédito es equitativa con los recursos disponibles para cubrirla, por lo cual no habrá problemas , dijo.

Durante el primer trimestre del presente año los créditos para el sector agropecuario, otorgados a través del Finagro, crecieron 59 por ciento.

Los créditos pasaron de 68.641 millones de pesos durante 1994 a 109.169 millones de pesos durante 1995.

Los créditos para comercialización de productos agropecuarios crecieron en 462,4 por ciento, al pasar de 490 millones de pesos en 1994 a 2.755 millones en 1995.

En cuanto a la solicitud de recursos para capital de trabajo, el aumento fue de 54,2 por ciento, al pasar de 33.678 millones a 51.918 millones de pesos.