Archivo

HAY QUE RECORTAR EL GASTO PARA BAJAR LA INFLACIÓN: KALMANOVITZ

El codirector del Emisor dijo que las tasas de interés no bajarán en los próximos seis meses y la junta no cambiará ni abandonará la meta de inflación del 18 por ciento. Medellín La junta directiva del Banco de la República le pedirá al Gobierno que haga un esfuerzo extraordinario para recortar el gasto público.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así lo aseguró Salomón Kalmanovitz, codirector del Emisor, durante una conferencia realizada en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín.

De acuerdo con el análisis de Kalmanovitz, que habló a nombre propio, reducir la inflación al 18 por ciento es cada vez más difícil de lograr. Para que se cumpla la meta la inflación no deberá crecer más de 0,8 por ciento cada mes y esto implicará un esfuerzo extraordinario del Gobierno, tal como lo está haciendo el sector privado, para contribuir a bajar la inflación.

Un recorte del gasto público tiene un efecto inmediato sobre la demanda y sería también una buena señal para el resto de la economía, de que sí estamos empeñados en bajar la inflación , expresó el codirector del Banco.

Junta inflexible Kalmanovitz aseguró que la junta será inflexible en el cumplimiento de la meta de inflación y aplicará todas las herramientas de que dispone para lograr ese objetivo. Nosotros no estamos pensando en abandonar la meta de inflación, ni mucho menos reemplazarla por otra .

Una de esas herramientas es justamente la restricción al crédito. Según Kalmanovitz, fueron falsas las afirmaciones que se hicieron en el sentido de que el cambio en el encaje era para dar mayor liquidez a la economía, ya que la junta está decidida a mantener la estrechez crediticia y monetaria sin aflojar un ápice.

El diagnóstico dice que la demanda sigue expandiéndose más que el Producto Interno Bruto (PIB), que se tiene que frenar el gasto y reducir el déficit en cuenta corriente. Eso justifica tener una política monetaria por un período bastante largo hasta que se empiece a ver que la inflación cede y que la cuenta corriente se reduce , dijo el codirector del Banco.

Según Kalmanovitz, eso significa que va a haber tasas de interés altas, aquí, ahora y posiblemente en seis meses hasta cuando la inflación se coloque por debajo del uno por ciento mensual .

Para el codirector, la cuestión es que los esfuerzos realizados hasta ahora los cuales han permitido reducir la inflación anual en un punto y medio por ciento (de 22,6% a 21,2%) para cumplir con la meta de inflación no están dando los resultados esperados y ante eso, la junta directiva del Banco seguirá apretando el freno todavía con mayor fuerza para que por lo menos, en febrero de 1996 se pueda reducir la inflación.

No gastar más Destacó el acuerdo al que la junta ha llegado con el Gobierno Nacional para que éste no gaste por encima de sus ingresos.

Es una cosa muy buena para nosotros y nos muestra la conveniencia de tener esta junta independiente del Banco que hace que el Ministro de Hacienda llegue a la conclusión de que la única forma en que él pueda aumentar el gasto es aumentando los impuestos , dijo.

Kalmanovitz se declaró enemigo del control de precios como fórmula para lograr la meta de inflación y precisó que hasta el mismo Gobierno se dio cuenta que por ahí no iba a ninguna parte y que lo que se había planteado como una solución, en verdad no lo había sido.

Para él, el control de precios se logra controlando el crecimiento de la demanda del crédito privado y ampliando en forma moderada el gasto público.