Archivo

ESTRENO DEL RÉQUIEM DE BERLIOZ

Después de 158 años de espera, hoy, en la Catedral Primada de Bogotá, se estrena en Colombia el Réquiem de Héctor Berlioz.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El recital tendrá repetición mañana en el Auditorio León de Greiff y volverá a la Catedral con transmisión para la televisión.

Los parisinos lo ignoraban. Francia entera lo desmentía. Con su música rompía con las reglas clásicas de la armonía y eso, en aquella época, no gustaba mucho.

Héctor Berlioz, nombre insignia de la música francesa, pensó por ese entonces abandonar el viejo continente y explorar nuevas posibilidades en la inhóspita Suramérica donde, seguramente, nadie juzgaría su obra.

Sin embargo, gracias al reconocimiento que otros músicos europeos le hicieron al llamarlo genio, el compositor nunca pudo venir a estas tierras y con ello, su música también quedó relegada por algún tiempo en este lado del mundo.

Pero hoy, desde la demente Bogotá, el romántico Berlioz abrazará a este pedazo del continente americano con el estreno de su Réquiem, el cual llega 158 años después de que lo compusiera en Francia.

Una obra que nunca antes se había interpretado aquí y que se ejecutará hoy en una Suramérica ya no tan inhóspita como la de hace siglo y medio; haciendo realidad -seguramente- el sueño que tuvo el autor de llegar aquí con su música.

Y el estreno de esta obra, para completar el marco delirante que trae en sí misma, será a las ocho de la noche en la Catedral Primada de Bogotá, ubicada en la Plaza de Bolívar.

A todo sonar Será un espectáculo tal y como Berlioz quiso que fuese: a todo sonar.

Para ello el recital contará con la participación de la Orquesta Filarmónica de Bogotá en pleno, el tenor solista Manuel Contreras, el coro Filarmónico de Bogotá, el coro Santafé de Bogotá, la Banda Sinfónica nacional, la Banda Distrital, todos bajo la dirección del francés Jean Paul Penin, director invitado.

Y aunque todo esto suene rimbombante, es porque está concebido precisamente para que suene rimbombante.

La idea de Berlioz fue crear un efecto polifónico en el que el público esté totalmente involucrado con la música. Es por ello que vamos a ubicar en varios sitios de la Catedral los coros, las bandas y la orquesta, tal y como él lo escribió, claro que sin las miles de voces que en principio pidió , dice Jean Paul Penin, el director musical.

El Réquiem de Berlioz es conocido por ser uno de los pilares musicales del movimiento romántico que se gestó en las primeras décadas del siglo pasado.

De hecho, el Réquiem denota una romántica preocupación por la muerte y el más allá, y está visto desde un punto de vista más dramático que religioso.

Es una obra maravillosa que revela la genialidad de Berlioz y su importancia en la música. Aquí es donde entramos a hablar del cambio acústico en la música y de la inmensidad. Eso para mí es una gran responsabilidad porque tengo, con todos estos estupendos músicos, la bella función de hacer conocer una obra básica a un país que nunca la ha escuchado en vivo. Me siento como un embajador del folclor francés , dice Penin.

Será para Bogotá y Suramérica un estreno en grande que se repetirá mañana sábado en el Auditorio León de Greiff a las cuatro de la tarde y que tendrá el lunes la noche de gala, de nuevo en la Catedral.

El recital del lunes 22 se iniciará a las siete de la noche y contará con la asistencia del Presidente Samper y su señora así como del embajador de Francia (quien hizo posible la presencia del director invitado), entre otras personalidades.