Archivo

GUERRILLA INFILTRADA ENTRE DESPLAZADOS

Entre las 105 familias campesinas desplazadas desde Urabá a la finca Torrente y los corregimientos de Algodoncillo y Pueblecito hay infiltrados de la subversión, según un informe de la inteligencia militar entregado al gobernador de Sucre, Héctor Pérez Santos.

18 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El Comité Intergremial de Sucre también solicitó al mandatario seccional no admitir más desplazados de la violencia que han sido rechazados en otros departamentos, por cuanto agudiza los conflictos de orden público y de desocupados, que es muy alto en Sucre.

Los indígenas de Torrente se ubicaron a tres kilómetros de la red del oleoducto Caño Limón-Coveñas y a seis kilómetros del complejo terminal petrolero de Coveñas, donde están almacenados millares de barriles de crudo.

Los indígenas están reclamando 1.000 hectáreas de tierras en la zona del Golfo del Morrosquillo, donde el valor promedio de la hectárea oscila entre cuatro y cinco millones de pesos, donde se iría todo el presupuesto del Incora asignado a Sucre para el presente año.